Anuncios
OpiniónZona Blog

Sanción del TIAR a 29 funcionarios venezolanos. ¿Cuál es el verdadero impacto?

Este 3 de diciembre los Ministros de Relaciones Exteriores del Tratado Interamericano de Asistencia Recíproca elaboraron una resolución a través de la cual sancionaban a un total de 29 funcionarios cercanos a Nicolás Maduro como forma de ejercer una mayor presión sobre la administración venezolana. Como siempre, la noticia tiene sus matices políticos y jurídicos y no podemos arrojar conclusiones precipitadas sin enlazar ambos elementos ya que siempre puede salirse de contexto el impacto real que esto puede generar.

Hoy, valoraremos de qué se trata y cuál es su real envergadura.

La Resolución Propiamente Dicha

Aprobada en Sesión Plenaria en la que se conocería como la Trigésima Reunión de Consulta de Ministros de Relaciones Exteriores, recordemos que esto forma parte de todo un conjunto de objetivos que hace más de un mes los propios miembros del TIAR se comprometieron a cumplir. En relación a ello resulta importante saber que el tema se trabajó desde la visión de los impactos desestabilizadores de la República Bolivariana de Venezuela para el Hemisferio y basándose en esto los mismos categorizaron que la crisis venezolana representa una amenaza para la paz y la seguridad del Continente enunciando un punto muy importante que ya de antemano se sospechaba podía suceder como bien lo indicaba el documento… “MANIFESTANDO su preocupación con los indicios de participación de personas vinculadas al régimen de Nicolás Maduro en hechos violentos en el marco de manifestaciones populares legítimas en algunos países de la región”

Ahora bien, está conformado por ocho artículos donde refiriendo a determinadas sanciones, pero hay que tomar en cuenta la forma en la cual han sido manejadas. Inicialmente, en su apartado segundo el TIAR instruye a las autoridades competentes a que apliquen medidas de “restricción de ingreso tránsito” en los territorios de los Estados Parte del TIAR a las personas que se encuentran dentro de una “lista consolidada” y solicitaban se definiesen los parámetros y condiciones para futuras inclusiones y eventuales retiros de personas y entidades de la propia Lista Consolidada.

Finalmente, solicitaban la aplicación de nuevos mecanismos de presión además de fortalecer la cooperación con otros estados que sin ser parte del TIAR hayan aplicado alguna otra medida sancionatoria contra el régimen de Maduro y su entorno.

Lo anterior es a grandes rasgos lo que se puede leer dentro de la propia resolución. Sin embargo, iremos mas allá y valoremos el escenario desde un espectro un poco más amplio.

¿Fue una retaliación? ¿O fue un escenario geoestratégico conveniente?

Las acciones desestabilizadoras en numerosos países latinoamericanos teniendo como resultado lamentables pérdidas humanas, económicas y de patrimonio público afectan directamente a los estados involucrados, pero no han dejado de generar una oportunidad para que surja el escenario perfecto y se frenen las acciones del Foro de Sao Paulo teniendo a Venezuela de protagonista. Y; si bien en un primer momento el gobierno venezolano negó su participación en las manifestaciones de Chile, Ecuador, Bolivia y Colombia la detención de numerosos personajes con identificación venezolana además de la constante participación mediática donde se alababa lo sucedido y como los “ideales bolivarianos” se extendían por el continente no daban espacio a la duda y surgió la gran oportunidad.

Bien podría parecer que existe una mutua retaliación entre los aliados y contra aliados, entre los que están dentro y fuera del Foro de Sao Paulo, entre los pro Maduro y anti Maduro a lo largo y ancho de la región.

¿Tendrá consecuencias?

De nuevo hay que colocarnos como terceros observadores y analizar primeramente ¿Quiénes son los sancionados? ¿Cómo han sido sancionados? ¿Cuál es el nivel de alcance de la sanción?

No es la primera vez que personeros de la administración de Maduro se encuentran ante sanciones aplicadas por la comunidad internacional. Debemos recordar que ya la Unión Europea creó una lista consolidada donde las restricciones también incluyen la prohibición de ingreso y tránsito hacia y dentro de determinados territorios. Ahora bien, en este caso, existe una analogía en cuanto a la lista de estos miembros lo cual puede representar un cerco para el gobierno, pero no por ello signifique que el mismo baje la guardia o deje de resistir ya que, como puede verse, las consecuencias son de carácter político y para que existan consecuencias jurídicas efectivas tiene que darse una serie de mecanismos que otorguen grado vinculante desde el punto de vista interno.

A su vez, resulta importante recordar que cuando se trata de funcionarios de estado existe un grado de inmunidad de jurisdicción que dependiendo de quien se esté hablando puede ser invocado no olvidando que es un principio básico de derecho internacional público. En este caso, lo que podrían hacer los estados del TIAR es afirmar que para ellos el gobierno legítimo es el de Juan Guaidó y no el de Nicolás Maduro o, en su defecto la prohibición enfocarse en lo que se considera el ingreso y tránsito cuando de quien se trate pretenda ingresar no ejerciendo sus funciones públicas. Por lo tanto, cabría preguntarnos ¿Es una presión real? ¿Tendrá efectos suficientes?

En otro orden de ideas, se debe entender que lo que el TIAR está es solicitando e instruyendo y que dependerá de los estados parte la forma en la cual esto se pueda hacer efectivo.

¿Y cómo reaccionó Venezuela?

Lo único que se pudo observar por parte de Venezuela fue cuando en una alocución pública Nicolás Maduro afirmó que había sido una reunión sin ningún efecto, que había sido un fracaso y colocándole una serie de apodos a los mandatarios que participaron durante la reunión. Aun así, llama la atención el hecho de que el Ministerio del Poder Popular para las Relaciones Exteriores no haya emitido ningún tipo de comunicado en su portal electrónico lo cual permite deducir que realmente no le hace ruido ni le genera algún tipo de preocupación a diferencia de otras acciones que fueron tomadas esta misma semana como la creación de la Misión de Determinación de Hechos sobre el país.

Por lo tanto. ¿Es el TIAR realmente tan efectivo e importante como pareciera que quieren demostrar? Realmente en estos momentos, el TIAR es solo un bastión político que sirve como termómetro para dar a conocer múltiples fenómenos que se encuentran sucediendo en el país. Es la forma internacionalmente correcta de hacer referencia a funcionarios del estado venezolano que para la comunidad internacional pueden ser de cuidado y un espaldarazo de apoyo entre los países que se encuentran atravesando una profunda crisis social y que están tratando de cerrar esa válvula de conexión entre esos diferentes agentes desestabilizadores.

No nos podemos ir más allá.

“Somos como un viajero en el desierto que persigue espejismos hasta la extenuación.” GUESHE KELSANG GYATSO

Anuncios
Etiquetas
Mostrar más

Corina Cortes

Abogada. Magister en Derecho Internacional con estudios en Relaciones Internacionales y Derechos Humanos. Analista para radio y televisión. Creadora de Agenda Mundo 2.0. Contacto: cortesinternacionalista@gmail.com

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
A %d blogueros les gusta esto: