VenezuelaZona Blog

Regresa piedra ancestral a Venezuela

Caracas, 22 abr.- En medio de la pandemia que azota al mundo, regresa la Piedra ancestral Abuela Kueka a los pemón en Venezuela, y de acuerdo a la cosmovisión indígena, podría significar el último nudo de la soga que ata el cuello del narcogobierno a su horca.

La colocación de la piedra en su sitio de origen al lado de la Piedra Abuelo Kako, traería el equilibrio perdido en Venezuela en 1998 cuando durante el gobierno del dr. Rafael Caldera, se autorizó su donación a través de Imparques, según documento que suscribe Héctor Hernández Mujica, Presidente de la Institución, el 30 de julio de 1998 donde señala: “Dono pura y simplemente al pueblo de la República Federal de Alemania una piedra arenisca roja del Grupo Roraima (…). Esta donación se hace con la finalidad de que este material geológico sea colocado en la ciudad de Berlín, con ocasión del proyecto Global Stone”.

La instalación escultórica del creador plástico Wolfang von Schwarzenfeld se ubicaría luego en el parque metropolitano Tiergarten, en Berlín, Alemania y le daría por nombre “Amor” a esta piedra venezolana; probablemente debido a las propiedades que le son asignadas al cuarzo rojo, curativas y equilibradas e incluyen beneficios en el amor, la pasión, la fuerza y las energías que componen estos elementos.

El 11 de agosto del 98 fue levantada la piedra de su lugar de origen, en compañía de ingenieros de Imparques y según el relato del artista, ese mismo día hubo una protesta de miembros del Consejo de Capitanía Indígena que estaban en contra de la instalación de un tendido eléctrico que se pretendía hacer en la época desde la Hidroeléctrica Guri hacia el vecino país Brasil.

Posteriores y reiterados inconvenientes relacionados al tendido eléctrico, a señalamientos de robo de jaspe y múltiples alcabalas políticas demoraron el traslado de la piedra hasta que fue embarcada el 31 de diciembre de 1998 hacia Alemania.

El régimen siempre ha insistido en la tesis que señala que las protestas indígenas siempre tuvieron relación a la extracción de dicha piedra, objeto sagrado de la comunidad Pemón de Santa Cruz de Mapaurí. El artista lo niega y dice conocer esta tesis a partir del año 2009 con la aparición de la leyenda del origen de las piedras como un elemento importante de la cosmogonía Pemón y un vídeo en el que una anciana indígena relata que “los Abuelos Kueka y Kako son unos ancianos llenos de sabiduría que orientan a su pueblo en todo lo relacionado con su presente, pasado y futuro”

La leyenda:

«Kako, era un joven Pemón Taure Pam, que fue a buscar a la joven más bella de la comunidad Macuxi, prohibido según las normas de Makunaima, dios Pemón, la regla indicaba que los Pemón se deben casar con los Pemón y los Macuxi con los Macuxi.

Kako, sin embargo, se casó con la hermosa joven Kueka, para luego huir, pero tras ellos fue Makunaima, quien les encontró y les dijo: ¡vivirás siempre abrazado a tu esposa! Makunaima sopló al viento y fueron convertidos en piedra»

Venezuela fue punto de partida de la recolección mundial de piedras que emprendió el artista alemán con la intención de unir a las personas de los cinco continentes a través del reflejo de la luz solar por medios artísticos, con rocas que corresponden a una particularidad única y cuyo mineral, forma y origen fueran característicos del lugar. Wolfang von Schwarzenfeld visitó el Parque Nacional Gran Sabana, declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en el año 1994; allí observó y seleccionó la roca de 28 toneladas que posteriormente fue removida de las inmediaciones de la Quebrada de Jaspe o kakoparú.

La Piedra Kueka es una piedra de material de arenisca de cuarzo rojo de grano fino de tipo Roraima y cuarcita Roja.

Sebastián Grande, del Departamento de Mineralogía y Petrología de la UCV, en diciembre de 1997 indicó que su formación en ambiente continental fluvio-deltaico le otorga su típica coloración rojiza, debido a la presencia de óxido férrico y que se compone en un 90-95% de cuarzo, algo de feldespato y óxido férrico. Después de estos análisis el artista solicitó la donación debido a que la piedra posee gran dureza y resistencia frente a condiciones ambientales adversas al aire libre en cualquier clima.

La piedra sufrió varias modificaciones a su estructura natural, fue intervenida, tallada y puesta en exhibición en el Parque Metropolitano de Berlín; adicionalmente, el artista donó a Caracas una piedra de granito de unas 20 toneladas, pulido de forma resplandeciente y grabada, que fue dispuesta en el Parque Vargas, en el centro de la ciudad como muestra de agradecimiento al pueblo venezolano; dicha piedra permaneció en ese lugar durante 13 años.

Von Schwarzenfeld finalizó el año 2012 la última piedra del proyecto, la número 33, proveniente de Rusia; con ello dio por concluido un proyecto de 14 años con 32 piedras obsequiadas al artista más una donada al pueblo alemán, la venezolana.

La piedra Kueka en el Parque Metropolitano Tiergarten, en Berlín, tomada el 29 de mayo de 2012 (Foto:AFP)

En 2013, Wolfgang von Schwarzenfeld escribió una reflexión: «Si los pemones algún día se liberan y reconocen la maleza de las mentiras que los activistas ambientales, políticos espabilados y funcionarios les han contado, quizás podrán superar los dolores sufridos y regalarán a la humanidad la piedra del “amor”, la cual representó sus verdaderos intereses mundialmente».

Te recomendamos leer también Las mentiras del régimen

Venezuela logró la repatriación de la piedra y el pasado 16 de abril arribó al Puerto Internacional de Guanta en el estado Anzoátegui al norte del país. Los indígenas del pueblo Pemón recibieron entre emocionantes cantos y bailes este martes 21 a la Abuela Kueka. Los chamanes indígenas habían vaticinado una bienvenida con fuertes lluvias, tal como ocurrió a su entrada en la Gran Sabana y parece vislumbrarse, de acuerdo a la cosmovisión Pemón, una posibilidad de recobrar el equilibrio perdido a raíz de su extracción en el 98, cuando comenzó la tragedia que aún hoy azota Venezuela, lo que podría significar muchas cosas buenas al país.

El artista también escribió “el conflicto a causa de la piedra les ha causado dolor y penas a los Pemón. Quiero de todo corazón pedirles perdón y asegurarles mi respeto.”

Únete a nuestro canal de Telegram y recibe información como estaPincha aquí 

Etiquetas

José Ángel Cuadra

Periodista y consultor en Comunicación Estratégica, escritor, facilitador y docente universitario con más de 23 años de experiencia en Latinoamérica y España. Miembro de la Asociación de Periodistas Venezolanos en España.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar