OpiniónZona Blog

¿Qué pasará con los venezolanos en España luego de las elecciones del 28 de abril?

(Corina Cortes).- Las elecciones generales en España del próximo 28 de abril se llevarán a cabo justo un mes antes de los comicios regionales y cerrando con un llamado a la moderación y el sentido común, sin embargo, un punto no deja de preocupar a la gran comunidad de venezolanos afincados en España.

Y es que este anuncio llega a pocos días de que, luego de cierto titubeo, el actual mandatario, Pedro Sánchez, hubiese reconocido a Juan Guaidó como Presidente Interino del país latinoamericano y se hubiese plegado a las declaraciones de numerosos miembros de la Unión Europea, los cuales han hecho un llamado inmediato a elecciones y que se permita la entrada de la ayuda humanitaria para tratar de solventar una de las mayores crisis que ha vivido el país en los últimos años.

Ha sucedido lo que se sospechaba. Desde el mismo momento en el cual, posterior a la Moción de Censura a Mariano Rajoy, Sánchez asumía la Jefatura de Gobierno de España, la posibilidad de adelantar elecciones planeaba sobre su cabeza y era cuestión de tiempo de que esto se hiciera realidad. No sin antes hacer referencia a los logros en estos últimos ocho meses y responsabilizar a los bloqueos y censuras de la paralización de proyectos sociales enmarcados en la visión de un estado de bienestar, a la bipolaridad y la radicalización partidista que está sufriendo el país.

Es así como ahora se colocan las cartas sobre la mesa ¿Qué sucederá cuando se celebren estas elecciones? El escenario político que nos estamos encontrando es una España políticamente fragmentada, con nuevos partidos políticos que van cogiendo fuerza y será precisamente esa coalición lo que podría marcar el destino de muchos de esos inmigrantes que se encuentran en proceso de asilo, de solicitar residencia, arraigo o están dentro del marco de reagrupación familiar.

En relación a los partidos que han sido más radicales con el caso de Venezuela y han solicitado el cese a la usurpación se encuentran Ciudadanos y el Partido Popular. De hecho, el líder de Ciudadanos, Albert Rivera, o alguno que otro miembro del partido han acompañado en numerosas ocasiones a las ONG’s venezolanas cuando han recaudado insumos o en manifestaciones.

Lo mismo ha sucedido con el PP. De hecho, en un artículo publicado por el Diario El Confidencial de fecha 23 de Enero llevaba por título “PP y Cs piden que el Gobierno reconozca a Guaidó como presidente de Venezuela”. Por lo tanto, si Ciudadanos gana los escaños y asume la Presidencia veremos un estilo de política internacional con respecto a Venezuela de línea dura y un poco más reactiva con un discurso también dirigido a todos los venezolanos que se encuentran en el país en este momento.

Diferente sería el caso si gana nuevamente el PSOE y su sistema de alianzas. Ya vimos que su principal socio es PODEMOS, un partido que expresamente ha mostrado su simpatía hacia la administración de Nicolás Maduro y que no ha tenido ningún tipo de reparo en emitir declaraciones en cuanto a “lo bien” que lo ha hecho el régimen; y no podría ser de otra manera a sabiendas que ambos pertenecen a la misma línea partidista.

Pero volviendo al PSOE, tampoco podemos olvidar que José Luis Rodríguez Zapatero ha visitado en numerosas ocasiones Venezuela a fin de actuar como mediador con respecto a los presos políticos, pero que ha mantenido un perfil bastante bajo al momento de denunciar la violación sistemática de los Derechos Humanos, la violación a la libertad de prensa y la violencia.

Siendo el caso, sería una línea más discreta en materia de política internacional, un poco de silencio un día con un poco de denuncias al día siguiente para terminar con un llamado a la conciliación. Pero es que al final la geopolítica es así. La balanza siempre se inclinará hacia el aliado estratégico que te aporte más y mejores beneficios.

Sin embargo, el problema sigue siendo el mismo. Grupos importantes de venezolanos siguen cruzando el Atlántico para asentarse en España; muchos de ellos solicitando asilo político o argumentando motivos humanitarios y otros tanto solicitando reagrupación familiar. Familias enteras que vienen con menores de edad o hijos de venezolanos que comienzan a nacer dentro del territorio y ninguna declaración política o institucional fuera de la frontera va a solventar una situación que ya está aquí.

A nivel interno dependerá de la forma en la cual se maneje la coalición y los asuntos que se lleven a discusión dentro del Parlamento. Ya ha habido otorgamiento de residencias por motivos humanitarios a casos específicos, lo cual ha sentado una jurisprudencia importante en esta materia; pero tomando en cuenta el nuevo criterio que se utilizará, estos motivos humanitarios podrían – en mi opinión – flexibilizarse. A su vez, la Protección Temporal continuará en boga al menos por unos cuantos meses hasta no ver cómo se resuelve el asunto en Venezuela.

Pero hay otros problemas que España ahora debe mirar con lupa y que en reconocimiento y respeto de los Derechos Humanos no debe dejar pasar. Uno es en cuanto a los permisos de trabajo y los trámites con tarjeta roja (trámite de asilo). Si bien la primera tarjeta roja no autoriza para trabajar, la segunda tarjeta sí incluye este permiso y no son pocos los casos en los cuales las autoridades no le dan veracidad a este documento haciendo que se vuelva un asunto engorroso para muchos venezolanos poder trabajar y buscar el sustento.

El otro problema es en cuanto al tema de los Refugios y su regulación, lo cual también ha supuesto una situación de preocupación especialmente a familias de venezolanos. Muchos se han visto en situación de calle por no contar con los mecanismos de información y asistencia suficientes o claros.

España también debe tomar en cuenta que la situación, especialmente en materia consular, no es la mas óptima para los inmigrantes venezolanos. Muchos se encuentran esperando documentación importante, otros cuentan con un retraso respecto a la propia tramitación de pasaportes, cédulas o registros. Esto ha condicionado la denegación de ciertos permisos o status social, colocándoles en una situación de consecutivas apelaciones que deberían tomarse en cuenta. Porque en realidad, la inefectividad administrativa de las oficinas de representación internacional en el país no es culpa del ciudadano, sino de una red ineficacia funcional de vieja data.

En reiteradas ocasiones lo he mencionado y lo vuelvo a mencionar, un ciudadano venezolano que no tiene la oportunidad de renovar su pasaporte con celeridad y de manera efectiva, pero que además no tiene la oportunidad de un trámite de reconocimiento en el país en el cual se encuentra, está en una situación de vulnerabilidad internacional pudiendo caer dentro de la figura del apátrida y la pérdida de derechos y garantías es sumamente alta.

Finalmente, dependiendo de hacia donde se incline la balanza este 28 de Abril, como sean los sistemas de alianza y quiénes finalmente tengan la llave de la Moncloa, en conjunto con la forma en la cual se vayan dando los acontecimientos en el país, no sería descabellado pensar que de alguno de los partidos surja la propuesta de abrir investigaciones hacia funcionarios o ex funcionarios asentados aquí.

Aun así, los cambios importantes deberían darse en cuanto a la relación del país con esos inmigrantes venezolanos que ahora se encuentran creando una nueva vida y un nuevo futuro aquí, muchos de ellos en contra su voluntad; reconocer esos derechos, entender esas situaciones en las cuales se están debatiendo será un reflejo de que mucho de lo dicho fue desde la atención e intención y no desde una visión de mercadear la imagen de un partido político para luego poder estar en el poder.

La solidaridad no es un acto de caridad, sino una ayuda mutua entre fuerzas que luchan por el mismo objetivo.  (Samora Machel) 

Etiquetas

Corina Cortes

Abogada. Magister en Derecho Internacional con estudios en Relaciones Internacionales y Derechos Humanos. Analista para radio y televisión. Creadora de Agenda Mundo 2.0. Contacto: cortesinternacionalista@gmail.com

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
A %d blogueros les gusta esto: