Deportes

Preocupación por el apoyo de los ultras españoles a las barras bravas de River y Boca

El partido es el domingo en el Bernabéu

Madrid, 6 dic (POR LUIS FERNANDO DURÁN/ EL MUNDO).- La Policía Nacional sospecha que las barras bravas, los hinchas más radicales de River Plate y Boca Juniors, pueden contar con el apoyo de grupos ultras del fútbol español.

Los agentes temen que recurran a estos grupos violentos en busca de apoyo e infraestructura, tanto a la hora de adquirir bengalas como de armas blancas, imposible de trasladar desde Argentina. Todo con el objetivo de sembrar el caos en las horas previas y posteriores del partido de vuelta de la final de la Copa Libertadores.

Se espera la llegada de unos 1.000 fanáticos de cada finalista, el mayor dolor de cabeza para las fuerzas de seguridad. Los principales capos de River y Boca tienen prohibido salir de Argentina, aunque varios han pedido un permiso especial para presenciar la final en directo. Alguno de ellos estaba pendiente ayer de esta autorización. También se teme que alguno viaje sin entrada y que pueda hacer cualquier cosa por un pase para el Superclásico del próximo domingo en el Santiago Bernabéu. H

ay que recordar que se han vendido unos 20.000 tickets no nominales. Accesibles, por tanto, para la barra. En cualquier caso, no tendrán fácil saltarse los controles, ya que deberán mostrar sus documentos de identidad para acceder al Bernabéu.Bukaneros y BirisEn principio, la barra de River, Los Borrachos del Tablón, cuenta con el apoyo de los Bukaneros, aficionados del Rayo Vallecano afines a la extrema izquierda, según fuentes policiales.

 En el otro extremo, la barra de Boca, conocida como La Doce, con el aliento de los Biris. La hermandad con los ultras del Sevilla se remonta a los tiempos de Diego Armando Maradona en el Sánchez Pizjuán.

El director nacional de Seguridad en eventos futbolísticos de Argentina, Guillermo Madero, ha viajado a España acompañado de una docena de agentes de la gendarmería y la Policía Federal. Estos agentes disponen de un sistema denominado Tribuna Segura, un archivo policial para detectar a los hinchas más violentos tanto en el Aeropuerto de Barajas como en los aledaños del Bernabéu.

El pasado verano ya acudieron a Barcelona varios de los líderes de La Doce, todos con el acceso prohibido a La Bombonera. Viajaron para el Barcelona-Boca, correspondiente al Trofeo Joan Gamper. En ese 15 de agosto, en el Camp Nou ya resonó el tradicional «Dale, Dale, Bo». La Policía también ha averiguado que los hinchas de River han organizado una quedada el próximo sábado en la Plaza Mayor para trasladar a las calles de Madrid el colorido del Monumental.

Tres anillos de seguridad El día del partido la Policía Nacional tiene previsto organizar tres anillos de seguridad antes de que los aficionados lleguen al estadio. El primer control, a unos 500 metros del campo. Luego se realizará un segundo filtro a unos 100 metros y el último será en la puerta de acceso del coliseo blanco.

Además, habrá vigilancia en las dos zonas de animación para los seguidores de Boca (en Nuevos Ministerios) y de River (en la Plaza de Cuzco) con el fin de que no puedan mezclarse los seguidores más radicales.

En total, se calcula el despliegue de 2.500 agentes y 500 vigilantes de seguridad. En el dispositivo habrá también policías de paisano que se infiltrarán entre los aficionados para intentar abortar cualquier reyerta o pelea.

El Sindicato Unificado de Policía (SUP) denunció ayer que a varios agentes se les ha suspendido la libranza del domingo para trabajar y reclamó que los clubes y los organizadores asuman los gastos derivados de la seguridad. «Cuando se presten servicios para este tipo de eventos privados también deberían revertir los beneficios para la propia Policía», señaló ayer Juan Luis Torrijos, secretario regional del SUP en Madrid.

Tags

Háblame24

Periódico digital venezolano en Madrid.

Related Articles