España

Patriotismo y corrupción, claves del auge de ultraderecha en España

Madrid, 4 dic (EFE).- El fuerte incremento del partido ultraderechista Vox en las elecciones regionales andaluzas, frente a la histórica caída de los partidos de izquierda, ha puesto el foco en la ideología de esa formación y las razones de su ascenso, pero también en quién puede pactar con esa formación.

La defensa de la unidad de España frente al desafío independentista catalán, la corrupción, la ineficacia y la mala gestión pública son algunas de las claves que explicarían la irrupción de la extrema derecha en el panorama político español, según indicó a Efe la experta en comunicación política María José Canel.

El desgaste socialista tras 36 años de gobierno regional ininterrumpido, con “unos resultados económicos, desatención de la clase media, el deterioro de la atención sanitaria y educativa y la corrupción”, ha sido fundamental para la transformación del voto, pero también ha influido y mucho, según Canel, la política del partido socialista en el Gobierno español y su relación con el independentismo catalán.

“Estas elecciones han sido las primeras que han permitido constatar si tiene efecto o no la negociación de (Pedro) Sánchez con los independentistas catalanes para conseguir la moción de censura que le llevó a la presidencia del Gobierno”, señala.

Según la analista política, el ascenso de Vox no solo se explica por el descenso del Partido Popular (PP, centroderecha), que perdió 7 diputados con respecto a las elecciones de 2015, sino que la formación presidida por Santiago Abascal, precisamente exmilitante del PP, tomó también votos de la izquierda y la extrema izquierda de Podemos.

Este cambio extremo se explica en que en España “hace tiempo que no se vota por tradición, si no por quién va a resolver mejor mis intereses. En 2011 uno de cada cuatro votantes cambiaron de voto y esto sigue siendo así”, señala Canel.

La supresión del Estado autonómico, la derogación de las leyes contra la violencia de género, de memoria histórica, y la ley del aborto, la deportación de inmigrantes legales que cometan un delito y la suspensión del espacio Schengen figuran entre las medidas que conforman el ideario de Vox, que se presentan en su página web como “un partido político creado para la renovación y el fortalecimiento de la vida democrática española”.

“Pero al votante al que le importe la unidad de España va a votar a Vox al margen de estar o no de acuerdo con el resto de sus propuestas electorales, lo hará solo por eso”, subraya Canel, para quien la presencia de esta formación en el panorama político español se ha ido fraguando de una manera silenciosa.

“Vox es como todos los populismos, silencioso. Avanzan como enfados sordos en la población. Son enfados silenciosos, lentos pero seguros, y el resultado es más contundente”, explica la experta en comunicación política para quien el caso de Andalucía puede proyectarse a nivel nacional.

Y el nivel de proyección dependerá de cómo será el debate público y político en España durante los próximos meses.

“Vox va a servir como coartada para el independentismo catalán que metará miedo sobre la llegada de la extrema derecha, pero también para el Partido Socialista (a nivel regional y nacional) y a la extrema izquierda (Podemos) que lo situarán como el objetivo a frenar”, señala Canel.

A corto plazo la influencia de la formación de ultraderecha pasa por los posibles pactos que puedan negociarse para formar el nuevo gobierno andaluz, y que podría resolverse con un hipotético acuerdo con el PP y Ciudadanos (liberales) que alcanzaría la mayoría absoluta (55 diputados de un total de 109).

Desde las filas socialistas sin embargo se apela a un gobierno conformado por la suma de partidos constitucionalistas para evitar la entrada de la extrema derecha en el parlamento regional.

Una cuestión clave es si C’s pactaría con Vox, pues el principal valedor de la formación liberal en Europa es el presidente francés, el liberal Emmanuel Macron, cuyo gran enemigo interno es el ultraderechista Frente Nacional de Marine Le Pen.

En ese sentido, el líder del grupo de los liberales (ALDE) en el Parlamento Europeo, Guy Verhofstadt, alertó sobre el “éxito” de Vox, un fenómeno que, dijo, “debería preocuparnos a todos”.

También, en declaraciones a Efe, el exprimer ministro francés Manuel Valls, candidato a la alcaldía de la ciudad de Barcelona de la mano de Ciudadanos, pidió “prudencia, moderación y sentido común” y apostó por “pactos inteligentes”.

Con la aparición de Vox en el panorama político España se suma al grupo de países europeos y a nivel mundial en los que ha prosperado el discurso de la ultraderecha, aunque, según Canel, “a día de hoy no se puede comparar con (Donald) Trump o Le Pen”.

“Se asemejan en que todos están a la derecha de la derecha y que en su discurso está el combate a la corrupción y la defensa del estado nacional, o la inmigración, pero a día de hoy no se puede decir que sean equivalentes”, concluyó.

Tags

Háblame24

Periódico digital venezolano en Madrid.

Related Articles