Venezuela

¿Para qué sirve la Consulta Popular convocada por Guaidó?

Del 7 al 12 de diciembre

Madrid, 1 dic.- Juan Guaidó, presidente interino de Venezuela, ha convocado una Consulta Popular del 7 al 12 de diciembre, en conjunto con asociaciones de la sociedad civil, la Asamblea Nacional y los partidos políticos de la alianza que compone el Pacto Unitario por Venezuela.

El régimen criminal liderado por Maduro convocó a unas elecciones ilegítimas el próximo 6 de diciembre, con el único objetivo de eliminar el último reducto de poder legítimo en el país.

Sin una acción inmediata que contrarreste el accionar del régimen, el gobierno interino podría pasar a ser clandestino y convertirse en un reducto opositor, ser apresado o irse al exilio. La Consulta Popular se convierte en una medida justificada en varios ámbitos, brindará soporte, legitimidad de origen y continuidad al interinato de cara a la comunidad internacional, ratificará el enorme rechazo al fraude electoral del régimen y, sobre todo, ratificará ante el mundo que los venezolanos no queremos a Maduro.

Parece una obviedad; sin embargo, hay que ratificarle a la comunidad internacional que no es un tema de políticos de oposición, es una realidad aplastante para el venezolano; lo obvio también se debe informar o se normaliza.

Hay que seguir expresando el rechazo al régimen, independientemente de los éxitos o fracasos del interino. La molestia que sienten muchos compatriotas por las acciones de Guaidó, López, Capriles, Ramos Allup, Borges y tantos otros, por muy justificada que sea, no son excusa para dinamitar todo lo conseguido a la fecha y después quedar sin interlocutores y todo un pueblo preso en la actual mazmorra de Maduro llamada Venezuela.

El descontento generalizado ante la oposición se debe a las acciones e inacciones de la Asamblea Nacional y del Gobierno Interino que dieran lugar a la caída del régimen que ostenta el poder en Venezuela y a la falta de transparencia y rendición de cuentas.

 Habiendo tenido el respaldo y una activa participación de los ciudadanos en protestas masivas y actividades democráticas, después de recibir el voto masivo en las elecciones de diciembre 2015, ratificar su apoyo en el plebiscito de julio 2017 y brindar su respaldo en enero de 2019, aún se observa lejana la caída de la dictadura criminal de Maduro, quien se atrinchera, resiste, reprime y mantiene a los ciudadanos sumidos en angustia, muerte y dolor, observando los acontecimientos, sintiéndose solos y sin respaldo.

Sin embargo, para la comunidad internacional es poco aún, hay que seguir luchando, aunque muchas veces los líderes políticos no han actuado conforme a su investidura, sabemos que solos no podemos enfrentar al régimen y no queremos cohabitar, por ello, no podemos legitimar elecciones fraudulentas ni instituciones impuestas por la dictadura de Maduro con inacción ciudadana; es necesario contar con el respaldo y la fuerza de la comunidad internacional; esa que todavía exige que se repita desde la base que necesitamos una salida urgente.

Los venezolanos sabemos lo que se requiere y no necesitamos consultas; pero, al observar en redes sociales la cara de la moneda que muestra una Venezuela de bodegones, en el exterior hay muchos considerando que el régimen mantiene respaldo popular. Es necesario volver a decir que se necesitan acciones cónsonas con la responsabilidad de proteger, para poder impulsar la disposición de cada país a asumir ese reto.

Es cierto que la consulta no detendrá la instalación de una Asamblea Nacional Madurista, no generará el Cese inmediato de la Usurpación y no conlleva a una transición y elecciones libres, justas y democráticas inmediatamente; pero tampoco son un instrumento para llevarnos a elecciones concertadas con el régimen, una extensión del mandato de Guaidó, el mantenimiento de la agenda de un partido político, la extensión de Maduro en el poder hasta 2024 o un acto inútil.

El régimen criminal no sale con votos y menos con un CNE y todas las instituciones secuestradas, la consulta es una obviedad en respuestas y es necesario rescatar el Estado utilizando los instrumentos constitucionales de los artículos 350 y 187 numeral 11 en conjunto con los tratados de R2P y TIAR, para poder instalar un poder transitorio que permita elecciones libres, justas y verificables; pero solo será posible con ayuda.

La legitimidad internacional del gobierno interino es la que nos ha permitido endurecer las sanciones y la protección de activos en el exterior, acciones que han intentado frenar al régimen. Han permitido tener voz en espacios como la ONU, la OEA, Grupo de Lima, la UE. Si bien, esto no ha sido suficiente, necesitamos continuar reafirmando el rechazo al régimen usurpador, debemos recordar que las actuaciones internacionales son lentas y burocráticas, aunque cada día se restan vidas, cada logro es importante.

Ante la disyuntiva de participación en la Consulta Popular surgen cuestiones difíciles de responder:

¿Tenemos garantías que esta vez sí va a funcionar? No

¿Hay muchos desengaños previos? Si

¿Serán vinculantes internacionalmente sus resultados para poner en acción el mandato que salga de allí? No lo sabemos.

¿Qué garantías hay que la consulta no será atacada o existirán votos masivos realizados por el régimen? No las hay.

Sin embargo, no hacer algo, extiende y da más fuerza al régimen, por ello tenemos dos opciones:

  1. Reafirmamos lo que ya se ha dicho, o
  2. Le retiramos el apoyo al gobierno interino y dejamos el camino fácil a Maduro

¿Cuál es mejor? ¿Qué se puede hacer hoy de cara al futuro inmediato?

El mundo espera de nosotros que demos un paso más, de nuevo, para terminar de convencerse que le necesitamos.

Aún sin gasolina, luz, agua, internet, con Covid, hambre y miseria, debemos leer las preguntas y entenderemos que es la ratificación de cara al mundo del rechazo de los venezolanos al régimen de Maduro y la solicitud de ayuda internacional para ponerle fin.

Estas son las preguntas:

  • ¿Exige usted el cese de la usurpación de la Presidencia de parte de Nicolás Maduro y convoca la realización de elecciones presidenciales y parlamentarias libres, justas y verificables?

Ratificar lo obvio

  • ¿Rechaza usted el evento del 6 de diciembre organizado por el régimen de Nicolás Maduro y solicita a la comunidad internacional su desconocimiento?

Ratificar lo obvio

  • ¿Ordena usted adelantar las gestiones necesarias ante la comunidad internacional para activar la cooperación, acompañamiento y asistencia que permitan rescatar nuestra democracia, atender la crisis humanitaria y proteger al pueblo de los crímenes de lesa humanidad?

Solicitar masivamente la activación de mecanismos como la R2P que permitan la instalación de un gobierno de transición y elecciones libres.

Te recomendamos leer también: Los presos: no los olvidemos

El exrector de la UCAB, Luis Ugalde, en referencia a la Consulta expresó “no es parcializarme, sino apoyar el fundamental derecho a la vida de los venezolanos gritando contra el crimen institucionalizado que está matando al país (…) vale la pena organizarse y responder dentro y fuera del país y que decenas de ciudades en el mundo sientan vibrar a los venezolanos por su libertad y democracia”

El descontento y la apatía son los más firmes aliados del régimen. Culpa de los mismos políticos de oposición o del régimen o de ambos, es irrelevante. Lo importante son las acciones a tomar con las herramientas que se tienen hoy, es una decisión simple, hago algo o tiro la toalla.

Hagamos nuestro trabajo de convencer, divulgar y persuadir a quien lo necesite, si no hacemos esto, tácitamente estaremos aceptando que el régimen criminal de Maduro es lo que queremos. Hay que recordar que la lucha no es contra los políticos opositores, la lucha es y seguirá siendo contra la narco-dictadura criminal.

La Consulta Popular “Venezuela Alza la Voz Contra Maduro” será del 7 al 12 de diciembre, yo participaré manteniendo la esperanza viva en mi corazón.

Únete a nuestro canal de Telegram y recibe información como estaPincha aquí 

José Ángel Cuadra

Periodista y consultor en Comunicación Estratégica, escritor, facilitador y docente universitario con más de 23 años de experiencia en Latinoamérica y España. Miembro de la Asociación de Periodistas Venezolanos en España.
Botón volver arriba