Opinión

Opinión: Un Ministérico Latinoamericano

Caracas (Jacobo Dib).- Estudiar historia puede resultar tarea tediosa a cualquier edad, en cualquier época y en cualquier país. A mí en particular me enganchó cuando comencé a leer la historia novelada de Francisco Herrera Luque. Así, con acontecimientos históricos sirviendo de telón de fondo, se desarrolla una historia ficticia, con licencia del autor que no solo hace de la lectura algo verdaderamente emocionante, sino que despierta la curiosidad del lector al punto de llevarlo a consultar las verdaderas fuentes históricas y cerciorarse de lo que es cierto y lo que no.

Haber descubierto en Netflix ”El Ministerio del Tiempo”, serie del género fantástico y ficción histórica, fue todo un acontecimiento para mí. La historia de España es tan rica, larga y emocionante….como es que a nadie se le había ocurrido semejante idea con anterioridad! Como latinoamericano oriundo de un país que nunca pasó de ser Capitanía General, donde la población indiana no alcanzó niveles de cultura como la Inca o la Maya, siento la historia de España como propia. Y es que, hasta el momento en que declaramos nuestra independencia (escasos 200 años), todo lo que ocurría en la Madre Patria repercutía, para bien o para mal en el día a día de nuestros antepasados, primero durante la Conquista y posteriormente en la Colonia.

Al mismo tiempo resulta tan interesante y curioso ver lo tanto que nos parecemos! Por ejemplo, el chiste del “infierno español”, lo había conocido desde siempre como el del “infierno venezolano”. La impuntualidad, la mala atención del empleado público, la viveza “criolla”…creía que todo eso era solo nuestro. Que decepción!

Lamentablemente, al momento de descubrir que la serie existía, me entere de que ya no más. La razón? La misma que hace desaparecer nuestras más preciadas series: bajo rating! Si ese fuera verdaderamente el caso, debería el Gobierno de España, de manera directa asumir el costo (algunos dirían inversión), de lo que pareciera ser ya patrimonio cultural de la historia y lengua española. Desde que tengo memoria hemos mirado y admirado a nuestros vecinos del norte, si, a los “americanos”. Y es de reciente data que nos hemos dado cuenta que tenemos en España, miembro insigne de la UE, un modelo de país con muchas más cosas positivas que negativas de las cuales aprender. Además, como diría algún amigo argentino, hablan el mismo idioma que nosotros!

He tenido la oportunidad de leer artículos y visitar algunos blogs en los que se critica desde el diálogo de los personajes, hasta la veracidad histórica de algunos de los acontecimientos desarrollados en la serie: fechas, costumbres no acordes al momento, vestimenta… Así mismo, como es que un español del siglo XI, nada más y nada menos que El Cid o su esposa Jimena se entienden de mil maravillas con uno del siglo XXI? Cómo es que Pacino al resolver los asesinatos en serie, hasta el punto de evitar que estos ocurran, no desaparece inmediatamente de escena? Licencia de autor o paradojas temporales… Creo que más allá del detalle entre lo creíble o no, está el objetivo último, incentivar el conocimiento y el estudio de la historia. Además, polemizar y discutir en estos blogs y fuera de ellos, lo que hace es enriquecer más nuestro saber. Es algo inevitable y a la vez beneficioso.

Incluso, nuestro Libertador aparece de “carne y hueso” en más de una oportunidad ¡En estos tiempos turbulentos, sobre todo para los venezolanos, los Invito a ver esta relajante y didáctica serie de Pablo y Javier Olivares. A los fans o “ministéricos” los insto a dar la pelea a través de las redes sociales para que ocurra una cuarta temporada. No podemos permitir que nos dejen sin nuestro Ministerio favorito. Que viva Venezuela y que viva España!

Tags

Háblame24

Periódico digital venezolano en Madrid.