Inmigración

Nunca se es demasiado viejo (a) para cambiar de trabajo

Madrid, 5 jun.- ¿Te has visto obligado o te estás planteando cambiar de trabajo?, ¿quieres revisar tus objetivos laborales para los próximos años?, ¿estás dispuesto a darle un giro a tu carrera profesional?, ¿te asusta tener que empezar de nuevo?

Este año pasado ha puesto a prueba a varios sectores, algunos de ellos están sumidos en la mayor incertidumbre de cara al futuro y hay miles de empresas que han desaparecido en todo el mundo.

Muchos migrantes han retornado a su país de origen, pero para ti (y para la gran parte de los migrantes y expatriados) esa no es una opción a considerar.

La mayoría de los expatriados con los que he hablado en estos últimos meses están preocupados porque sienten que no están en las mejores circunstancias para poder cambiar de trabajo o para reconducir su carrera. Ahora es el momento de ser precavidos, de conservar lo que se tiene pensando en los gastos diarios, no es hora de “inventar la rueda” sino el momento de esperar a ver qué pasa.

La expatriación te pone a prueba, una vez más y es normal estar preocupado y hasta a veces agobiados por la situación, pero también es posible cambiar el “modo de juego” y convertir este momento en el indicado para pasar esta nueva prueba, cambiando a modo ataque.

Pero para ello tienes que tener presente que la reinvención no es un fin sino un proceso, es el camino y que todo tiene un ritmo, lo mejor es que con tus acciones puedes aumentar el ritmo.

Alejandro H., argentino residiendo en Dubái por mas de 8 años me confesaba que el año pasado cuando empezó el confinamiento y en su aerolínea empezaron los despidos y dejaron de asignarle vuelos se sentía a sus 30 años demasiado mayor como para empezar una nueva carrera, cambiar de profesión y buscarse un nuevo trabajo que le permitiera seguir manteniendo el tipo de vida al que estaba acostumbrado. Pero también me reconoció que llevaba varios años pensando en dejar de volar diariamente aunque no tenía muy claro para que otra cosa estaba preparado.

Sentirse demasiado viejo como para empezar una nueva carrera es un miedo comprensible pero en este artículo quiero presentarte unas cuantas razones por las que nunca es demasiado tarde para empezar una nueva carrera, para sentirte realizado profesionalmente y conseguir un equilibrio saludable de vida y trabajo.

  1. Te debes a ti darte una oportunidad a trabajar en algo que siempre hayas querido hacer o que no era una opción para ti cuando buscaste trabajo por primera vez en este país. Construirte una carrera en un campo en el que estés realmente interesado puede cambiarte la vida y trasformar tu estancia internacional.
  2. Cambiar de carrera presenta nuevos retos que van a activar a tu cerebro. Si sientes que has estado trabajando en automático quizás ha llegado el momento de “menear el avispero” y empezar proyectos diferentes en un trabajo diferente.
  3. Te mereces un ambiente de trabajo que no te estrese, cuando eras más joven o al principio de la carrera profesional un ambiente laboral de alta/gran presión es un reto, pero con el paso del tiempo se puede convertir en algo que te provoque un gran estrés, que afecte a tu salud y a tus relaciones. Es el momento de buscar un ambiente de trabajo mas saludable
  4. Es un momento perfecto para encontrar otro camino si ha disminuido la demanda del servicio o producto al que te dedicas o te dedicabas por la tecnología, la pandemia o el descenso de la demanda. Es una muy buena oportunidad para buscar una nueva carrera para los próximos años en un sector más seguro o más interesante para tí.
  5. Desde que cambiaste de país seguramente tus valores y prioridades han cambiado. Quizás es momento de buscar una carrera en un sector mas estable, de dedicarte a lo que tenías en mente cuando decidiste emigrar o ya no te sientes igual en el sector en el que trabajas . La razón es lo de menos, si tus sentimientos sobre tu actual carrera han cambiado, ha llegado el momento de probar otras opciones.
  6. No “te ves” trabajando en el actual sector o empleo hasta que te jubiles. Te invito a encontrar una carrera con unas condiciones de trabajo que te satisfagan y que te creas que te va a hacer feliz hasta que decidas jubilarte o retornar al país de origen.
  7. Si has “tocado techo”, no hay posibilidades de ascenso o de aprender mas en tu empleo actual y estás preparado para nuevos retos. Puedes utilizar todo lo que has aprendido en tu trabajo actual para aplicarlo en la nueva carrera.
  8. Y recuerda: No empiezas de cero. Si echas la vista atrás, seguramente hay muchas habilidades, talentos y,sobre todo conocimiento del país en el vives que tienes ahora que no tenías al llegar.

Así que, deja a un lado los miedos y excusas y  actúa:  lo que estás viviendo ahora es la consecuencia de lo que pensaste e hiciste ayer. Lo que vas a vivir  mañana  es la consecución de lo que estás pensando y haciendo hoy.

Te recomendamos leer también: Maternidad y paternidad en el extranjero

Ser migrante y cambiar de carrera o empleo en estos tiempos es una aventura llena de cambios necesarios que hacen tu historia más divertida y apasionante. Va a ser un camino con altibajos, a veces complicado pero lo más importante es que disfrutes de cada paso y que cada decisión que tomes sea personal y meditada.

Si necesitas ayuda, hay diferentes profesionales que pueden ayudarte en este momento a  tomar decisiones, a que tengas claro cuáles son tus talentos, cómo mostrarlos, en qué sectores son útiles, qué formación extra necesitas, qué sectores están demandando profesionales, etc. Recurre a ellos y a tu entorno, al final la decisión siempre es personal, siempre es tuya pero que te ayuden no está nunca de más.


 Raquel A. Mañana
Executive& Life Coach ACC (ICF)
Facilitadora de Fortalecimiento Personal
Especialista Universitaria de Coaching Profesional por UEMC
Más de 5 años ayudando a expatriados y emigrantes

Únete a nuestro canal de Telegram y recibe información como estaPincha aquí 

Háblame24

Periódico digital venezolano en Madrid.
Botón volver arriba