Mundo

Michellet Bachelet pide investigación por muerte del capitán Acosta Arévalo

Caracas 2 jul (AP).-Un tribunal de Caracas ordenó el lunes la detención de dos militares por su presunta vinculación con la muerte de un capitán de corbeta en un caso que ha causado conmoción en Venezuela y generó una reacción de la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Michellet Bachelet.

El capitán Rafael Acosta Arévalo murió tras ser detenido por su supuesta implicación en un complot denunciado por el gobierno venezolano.

“Estoy conmocionada por la presunta tortura del capitán Acosta Arévalo y porque el trato al que fue sometido mientras estaba en custodia puede haber sido la causa de su muerte”, dijo Bachelet en un comunicado que difundió en su cuenta de Twitter.

El capitán fue capturado el 21 de junio a las afueras de Caracas y recluido en la Dirección General de Contrainteligencia Militar (DGCIM). Una semana después, fue trasladado a un tribunal militar al que ingresó en silla de ruedas “muy golpeado”, con “muy poca capacidad motor” y dificultades para hablar, indicó a The Associated Press el activista Alonso Medina Roa, miembro del equipo de defensa del militar.

Debido a su delicada condición de salud, la jueza del caso ordenó trasladarlo a un pequeño hospital del Fuerte Tiuna, el mayor de la capital, donde falleció horas después.

El teniente de la Guardia Nacional, Antonio Ascanio, y el sargento Estiben José Zárate, ambos funcionarios de la Dirección General de Contrainteligencia Militar, fueron vinculados con la muerte, indicó el mismo lunes el fiscal general, Tarek William Saab, en su cuenta de Twitter. Saab señaló que a los dos militares se les imputó el delito de “homicidio preterintencional”.

En el comunicado emitido horas antes por Bachelet, la Alta Comisionada había señalado que dos miembros de la DGCIM estaban siendo procesados por la muerte de Acosta Arévalo y lamentó que las alegaciones de tortura no hayan sido aparentemente incluidas en los cargos. Asimismo, solicitó a las autoridades que se permita a los otros seis militares y policías detenidos por el supuesto complot que sean visitados por sus abogados y familiares y que sean tratados con “humanidad”.

El pronunciamiento de Bachelet se da a cuatro días de que presente su informe sobre la situación de los derechos humanos en Venezuela. La Alta Comisionada visitó entre el 19 y 21 de junio la capital venezolana donde sostuvo reuniones con el presidente Nicolás Maduro, el líder opositor Juan Guaidó, miembros de organizaciones humanitarias y víctimas de violaciones a los derechos humanos y sus familiares.

El fiscal general, Tarek William Saab, informó el sábado la muerte de Acosta Arévalo e indicó que Maduro lo exhortó a realizar una investigación exhaustiva. Saab dijo en su cuenta de Twitter que el Ministerio Público tiene adelantados los primeros peritajes y garantizó una investigación independiente e imparcial.

Por su parte, el gobierno defendió las actuaciones de las fuerzas de seguridad en el caso del complot y dijo en un comunicado que las investigaciones se han realizado con “respeto absoluto al debido proceso y a los derechos humanos”.

Al condenar la muerte del militar, Guaidó expresó que “habrá justicia” y anunció que el caso se llevará instancias internacionales.

En octubre, el concejal opositor Fernando Albán falleció tras ser detenido por la policía política. Las autoridades indicaron que Albán murió al lanzarse desde uno de los pisos de la sede capitalina del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional, mientras la oposición denunció que falleció como consecuencia de las torturas que recibió.

Información de la Agencia de Noticias AP

Etiquetas

Háblame24

Periódico digital venezolano en Madrid.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
A %d blogueros les gusta esto: