OpiniónZona Blog

Las profesiones del futuro después del COVID-19

Madrid, 20 abr.- Otro debate en cuanto al tema de la vida después del COVID-19 es en cuanto a los trabajadores del futuro. De esto, ya había hablado Andrés Oppenheimer cuando en su libro “Sálvese quien pueda” comentaba que las profesiones del futuro iban a ser todas las relacionadas con telemática, big data, marketing digital y comercio electrónico. Otras como programación electrónica y diseño de aplicaciones para teléfonos inteligentes y plataformas digitales de comunicación. Quizás, esos que hoy llamamos influencers esto ya lo sabían y nosotros los hemos subestimado un poco, aunque si, habrá también una transformación de las políticas de contenido.

 Pero, esto no solo se tratará de la formación sino también de las competencias y habilidades que puedas tener al momento de aplicar para un nuevo empleo y el bombardeo de ofertas que van a aparecer en el camino.

Los Soft Skills: La primera habilidad que tendrás que tener como trabajador es sin lugar a dudas el soft skill que es la habilidad de adaptarse a las nuevas realidades y el poder potenciar tus talentos al máximo posible. Temas como la creatividad, el saber trabajar en equipo, la comunicación asertiva, la apertura al cambio y la adaptación a horarios rotativos serán cualidades que el empleador comenzará a buscar mucho más allá del conocimiento previo e incluso la experiencia. La apertura y receptividad a nuevos conocimientos. Muchas universidades y empresas en la actualidad están diseñando eso que se conoce como Bootcamp que es una nueva modalidad formativa donde no se requieren estudios previos o formación sino la intención de adentrarte en nuevos mercados.

Los tecnólogos de punta: Community managers, telemarketing, expertos en ciberseguridad, diseñadores de páginas web y expertos en el área de e-health. Los formadores tendrán que adaptarse a la formación virtual como es el sistema MOOC. Massive Online Open Courses; el sistema MOODLE que es otro sistema de enseñanza para el aprendizaje online. Muy probablemente veremos cómo páginas de cursos y capacitación como Coursera, Edx, Future Learning entre otros comenzarán a buscar a profesionales de la educación que estén interesados en gestionar conocimientos alrededor del mundo.

La creatividad a la orden del día: Uno de los aspectos y áreas que se van a tener que desarrollar contenidos no solo a nivel de páginas web sino a nivel de publicidad. El área publicidad se va a repuntar también pero ya habrá una nueva forma de hacer publicidad. Esto, porque el consumidor en general va a esperar otra forma de mensaje. Temas como la seguridad, la responsabilidad social, el cuidado del ambiente y el beneficio a largo plazo serán mensajes transformadores como ya hemos visto en muchos anuncios como MC Donald’s, Burger King e incluso Nike.  A su vez, en el futuro se buscará más un tema de empatía en el diseño del mensaje. La forma de venta se va a transformar y aquello que ahora observamos con el telemarketing agresivo y constante vivirá una reingeniería incrementando las habilidades de la escucha activa y la empatía no la simpatía.

Empresas Sostenibles y Marketing Social: Si bien es la responsabilidad social empresarial es la tendencia a raíz de los Objetivos del Desarrollo del Milenio en el futuro, el marketing social ya no se transformará en una alternativa sino en una exigencia. También con la debacle del mercado las empresas que trabajan con material reciclado encontrarán una gran oportunidad y aquellos generadores de ideas de transformación de estos materiales vivirán un momento de gran gloria. ¿Tienes ropa en tu casa que ya no usas o no usarás por cualquier tema? Tendrás la oportunidad de diseñar nuevos productos que incluso pueden ser de tema sanitario. También la empresa de moda verá cómo se transformarán sus diseños y ya no solo deberán ser sostenibles de alta seguridad. Así que aquí también surgirá un mercado interesante además del uso de materiales más resistentes al virus.

Abogados especialistas en propiedad intelectual digital, normas de seguridad e higiene, ciberseguridad: Los abogados también podrán seguir desarrollando su profesión y ahora más que nunca, pero una nueva tendencia marcará la visión del futuro. Se globalizará el conocimiento jurídico por necesidad y se digitalizará. En la actualidad uno de los grandes retos de la sociedad es el tema de la seguridad cibernética. Muchísimo fraude, ventas ilegales o engañosas o robo de la propiedad intelectual llevarán a que se deban regularizar los comportamientos de la sociedad digital. Para ello, los nuevos profesionales deberán formarse en ciberseguridad y derechos humanos, normas ISO para el tema digital y Normas ISO en la logística en temas de seguridad ambiental.

Te recomendamos también leer El mundo y los mercados después del COVID-19

El servicio emocional y la asistencia: No todo será digital, no todo será tecnología en el futuro próximo. Cuando la primera crisis finalice una de las cosas que deberemos hacer todos es recuperarnos emocionalmente y recuperar nuestras habilidades sociales. Si bien nos comunicamos con nuestros afectos a través de sistemas de redes el miedo al contagio está latente y esto traerá consigo un estrés postraumático donde los servicios más solicitados serán los de salud mental, asistencia y acompañamiento demostrando a lo que sea que haya sido este experimento social que a lo único que no pueden acceder las nuevas tecnologías es a nuestro corazón, alma o emociones depende de cómo quieran llamarlo. Por lo cual las empresas de coaching, psicoterapia, psicólogos, asistencia espiritual y terapias alternativas comenzarán a encontrar un nuevo espacio. A su vez, servicios de asistencia en el hogar. Los libros de autoayuda, charlas motivacionales y ejercicios de respiración, mindfulness, meditación y weekly planning para el éxito aquello que iba por su propio camino quizás comience a caminar mano a mano con esa realidad semi virtual que nos estamos enfrentando.

Hay que saber que esta no es la primera vez que el mundo enfrenta una pandemia. Que luego de las pandemias hay surgido nuevos temas, nuevos proyectos, el ser humano tiene una capacidad de resiliencia increíble y a veces detrás de todas estas crisis comenzamos a utilizar nuestra mayor potencialidad porque instintivamente y salvo que existe una patología previa, nuestro instinto es la supervivencia.

El marketing es un cóctel de imaginación, ilusión, innovación, identificación de necesidades, fidelización y medición bajo una mirada globalizada, abierta y en constante actualización (Héctor Baragaño)

Únete a nuestro canal de Telegram y recibe información como esta, Pincha aquí 

Etiquetas

Corina Cortes

Abogada. Magister en Derecho Internacional con estudios en Relaciones Internacionales y Derechos Humanos. Analista para radio y televisión. Creadora de Agenda Mundo 2.0. Contacto: cortesinternacionalista@gmail.com

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar