Comunidad

La Importancia del manejo de estrategias de afrontamiento al cáncer de mama

Por Dr. Fabio Adami.- Sabemos que es posible vivir con cáncer de mama, pero es muy difícil vivir con el diagnóstico de cáncer. Toda paciente deja de ser humana y persona para transformarse en “cancerosa”.

Los médicos tenemos el gran reto por delante de hablar con nuestras pacientes; debemos generar un espacio que favorezca el dialogo franco; un espacio libre de juicios en el cual se permita hablar respetuosamente de  algunos temas como el cáncer y, porque no, de la muerte si la paciente así lo quiere.

La razón es sencilla: esos tópicos son prohibidos en el entorno familiar. No es por mala intención, simplemente existen vínculos de amor muy fuertes que no permiten ventilarlos abiertamente. Es frecuente que se genere sin querer lo que en Mastología llamamos la conspiración del silencio; en la que la manera de evitar un problema es no discutirlo, y resulta que cuando los médicos abrimos un compás de tiempo y escucha activa para ventilar estos temas es que se logra un efecto positivo en términos de ajuste a la enfermedad.

Cuando vamos un poco más allá en esta entrega, es decir no solo nos quedamos con intervenir quirúrgicamente a la paciente, administrar quimioterapia, terapias biológicas y/o radioterapia <que definitivamente son los recursos más importantes con los que contamos en la actualidad>, sino que adicionalmente apoyamos al paciente como generadores de equilibrio y humanismo, ahí se abre un espacio para un discurso con una riqueza enorme.

Se trata de hacer explícito lo implícito, no dar cosas por entendidas, mejor hablarlas, aún más si la paciente lo quiere y lo busca.

Debemos entender la estrategia de afrontamiento a la enfermedad utilizada por la paciente y comprender que son cambiantes. Si ella presenta en su discurso elementos de desesperanza, es probable que simplemente no tenga suficiente información sobre su pronóstico, en ese caso debemos intentar una reprogramación cognitiva; es decir suministrarle data objetiva sobre la enfermedad.

Por el contrario cuando percibimos que la paciente presenta un buen ajuste a su condición, generalmente se trata de una paciente en situación de Espíritu de Lucha. Este término es utilizado por los autores Greer y Watson de la Universidad de Oxford, para identificar a la paciente que se plantea el diagnóstico como un reto, y aún cuando ciertamente tiene un control moderado sobre muchas variables de su proceso de enfermedad, mantiene un optimismo razonable, busca información al respecto y quiere participar en las decisiones relacionadas con el tratamiento; en su respuesta emocional conseguiremos poca ansiedad.

Cuando los clínicos no podamos obtener un buen ajuste a la enfermedad por parte de nuestras pacientes, debemos considerar integrar un Psicólogo o Psiquiatra <Preferiblemente con formación en Psico-Oncología> y con esto obtendremos una mejor calidad de vida para la paciente, e incluso una mejor adherencia al tratamiento oncológico convencional.


Fabio Adami es Cirujano Mastólogo miembro de la Sociedad Venezolana de Mastología. Master en Senologia Universidad de Barcelona España. Diplomado en PsicoOncología Universidad Metropolitana de Caracas.


 

Tags

Háblame24

Periódico digital venezolano en Madrid.

Related Articles