OpiniónZona Blog

Irán, Estados Unidos y otras historias de Guerra (Parte II)

Madrid, 23 ene.- Cuanto más intensos y poderosos sean los motivos y las tensiones que justifiquen la guerra, más estrecha relación guardará ésta con su concepción abstracta. “Carl von Clausewitz

La Crisis de los Rehenes. Irán 1979

En ocasiones cuando observo la forma en la cual se maneja el mundo y sus pasiones; el mundo y sus fanatismos no puedo dejar de pensar en un autor Paul Tabori quien escribió un libro plagado de cinismo “Historia de la Estupidez Humana” y en uno de los apartados se puede leer

¿Qué es, entonces, un estúpido? “El ser humano”, dice el doctor Feldmann, “a quien la naturaleza ha suministrado órganos sanos, y cuyo instrumento raciocinante carece de defectos, a pesar de lo cual no sabe usarlo correctamente. El defecto reside, por lo tanto, no en el instrumento, sino en su usuario, el ser humano, el ego humano que utiliza y dirige el instrumento.” En mi opinión, cualquier acto de violencia desmedida sin pensar siguiendo un icono político es un acto de estupidez. Pero volvamos al relato

Los protagonistas de este relato son 400 estudiantes islamistas los cuales toman por asalto a la embajada norteamericana acusándola de espionaje y no se trata de una trasgresión o una manipulación de la historia. Las imágenes, los testigos, están allí.

El caso es que en una manifestación de descontento por el apoyo que los Estados Unidos le otorgó al derrocado Sha de Irán Reza Pahlavi quien exiliado se refugia en el país americano. Lo importante aquí es, para efectos del tiempo presente, entender como resulta indispensable procurar aplicar estrategias de contención efectivas cuando surgen matrices de opinión que pueden a la final desencadenar un mal mayor.

La revolución iraní se debe entender en un primer momento como una revolución en contra del Sha. No era una revolución antiamericana. Sin embargo, las acciones desacertadas y el cada vez más fuerte sentido de política -religiosa iraní terminaron trayendo consigo un evento que pondría en evidencia los peligros del fundamentalismo, la dinámica geopolítica del medio oriente y un replanteamiento de la diplomacia estadounidense.

El detonante, que Estados Unidos a sabiendas del claro descontento que se vivía en Irán por las medidas tomadas por Pahlavi y la forma en la cual había gobernado el país hubiese permitido su ingreso al territorio para ser tratado de un cáncer en un prestigioso hospital norteamericano. Si bien existía el rumor de que había sido la CIA quien había colaborado con el derrocamiento del primer ministro Mossadegh, esto no hizo sino caldear los humos de un grupo de radicales los cuales en noviembre de 1979 asaltaron la embajada.

La instalación del régimen islámico iraní fue inminente con todo lo que eso representa a nivel cultural, a nivel de estilo de vida y a nivel de relaciones. Eso es un tema que no me compete y en el cual no voy a ahondar, pero si en cuanto al tema de las Relaciones Internacionales.

 Independientemente de las razones, la toma de una embajada, funcionarios de embajadas, actos de agresión o cualquier acción que se realice en contra de un edificio diplomático de un país extranjero en el territorio de otro país es considerado un acto de agresión. De hecho, puede ser una provocación que haga un llamado a la guerra.

De hecho, el Artículo 22 de la Convención de Viena en materia de relaciones diplomáticas y consulares establece …

Artículo 22

  1. Los locales de la misión son inviolables. Los agentes del Estado receptor no podrán penetrar en ellos sin consentimiento del jefe de la misión. El Estado receptor tiene la obligación especial de adoptar todas las medidas adecuadas para proteger los locales de la misión contra toda intrusión o daño y evitar que se turbe la tranquilidad de la misión o se atente contra su dignidad. 3. Los locales de la misión, su mobiliario y demás bienes situados en ellos, así como los medios de transporte de la misión, no podrán ser objeto de ningún registro, requisa, embargo o medida de ejecución.

 Entonces. ¿Por qué los Estados Unidos en ese momento mantuvo el tipo? Para muchos, el gran problema no fue la forma en la cual la administración norteamericana manejó el caso sino la falta de estrategia de Jimmy Carter.  Ya sea por una mala asesoría o porque se temía que las tensiones con la URSS (Unión Republicana Socialista Soviética) fueran in crescendo en un momento en el cual la Guerra Fría era el tema del día a día finalmente, no estando Carter sino Reagan quien había ganado las elecciones, luego de 444 días son liberados los rehenes norteamericanos. Algunos rumores dicen que lo que sucedió fue que se negociaron la entrega de rehenes a cambio de suministro de armas especialmente porque en aquel momento la tensión entre Irán e Irak iba en escalada. Esto siempre ha sido negado.

Lo que si es cierto es que cuando se da la toma de los rehenes Estados Unidos aplicó una serie de sanciones a Irán como medida diplomática. De hecho, se congelan los bienes iraníes y se prohíbe el intercambio de bienes y servicios. Sin embargo, ante la amenaza de una guerra Irak- Irán guerra que comenzaría en 1980, se decide suavizar un poco el escenario.

Comento esto porque en ocasiones se oye hablar de Tercera Guerra Mundial luego de que Estados Unidos hubiese asesinado con el uso de dron al general Soleimani. Pero como vemos. El mundo no es que ha estado en perpetua guerra es que nunca ha estado en paz.

Este capítulo cierra de manera interesante. Principalmente porque el término “El Gran Satán” como forma de dirigirse a los Estados Unidos fue otorgado precisamente por el líder de la revolución islámica El Ayatola. En segundo lugar, porque se permite observar como si bien existen reglas dentro de la dinámica internacional a veces no se obedecen – como, por ejemplo, el asalto a la embajada – y ciertas medidas diplomáticas que aún persisten en la actualidad y que son utilizadas por numerosos sujetos de derecho internacional como son las sanciones.

 Pero especialmente, podemos observar que no es cierto que el Medio Oriente es un sector de tensión a partir del Siglo XXI, sino que siempre ha vivido de las tensiones y que es un sector estratégico con fundamentos diferentes; cosa que estará siempre en la mira de los países occidentales.

    Continuará…

   La estupidez es esencialmente miedo. Es el temor a la crítica; el temor a otras personas, o  al propio yo (Historia de la Estupidez Humana)

Etiquetas

Corina Cortes

Abogada. Magister en Derecho Internacional con estudios en Relaciones Internacionales y Derechos Humanos. Analista para radio y televisión. Creadora de Agenda Mundo 2.0. Contacto: cortesinternacionalista@gmail.com

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar