OpiniónZona Blog

Información o ideología, gestión de crisis en España

Madrid, 14 abr.- El principal tema de los españoles directamente relacionado con el COVID19 es la gestión de la crisis, especialmente en el manejo ideológico, los tiempos de respuesta y la estrategia comunicacional; todo ello afecta directamente el número de fallecidos e infectados.

En cuanto a las comunicaciones estoy convencido que carecen de una estrategia clara de comunicación en crisis, hay una muestra de incapacidad en la selección de la vocería, no preparada para ello y que se presenta con mensajes contradictorios, ocultan información, como la distribución etaria de casos, filtran las preguntas de la prensa a diario sin miramientos, hasta el punto de una protesta necesaria de periodistas y asociaciones; el uso de medios y personalidades afines a los intereses políticos del gobierno socialista de Pedro Sánchez para la divulgación de una suerte de aplauso continuado a la gestión, tratando de minimizar las voces críticas; el uso de operadores políticos y ataques a la gestión de líderes autonómicos con diferencias ideológicas.

En definitiva, no hay una estrategia definida de crisis, más bien parece haber una estrategia de resorte político para apalancar individuos e ideologías haciendo uso de la crisis. El mensaje clave que desean transmitir, no pasa de ser un Hashtag y no se vislumbra corrección o ajuste.

Sumado a esto, la audiencia española se enfrenta a noticias como la renuncia de Antonio Pérez Henares – Chani, a La Sexta, por estar en contra del ocultamiento sistemático al sufrimiento y muerte de miles de españoles, con un telón de fondo que tiene a un posible control del líder de Podemos, Pablo Iglesias, sobre el CNI mientras que se intenta adelantar ciertos controles sobre los datos de los ciudadanos; además del no menos ruidoso ataque sin cuartel que ha emprendido Alvise Pérez contra Ana Pastor y la empresa Newtral por su servicio de detección de bulos en redes sociales y alianzas gubernamentales.

Mientras que los tiempos de respuesta del gobierno denotan su más álgido punto en lo referente al material de protección para los sanitarios y la adquisición masiva de test de detección del virus en el cuerpo humano. La carencia de mascarillas, EPI, gafas, etc. se ha sumado a la necesidad de más personal calificado y camas, ampliando la capacidad de atención en UCI con respiradores. Una muestra de los crasos errores de gestión es la adquisición de 650.000 test de detección rápida que resultaron ser no fiables en sus resultados, comprados a Bioeasy, una empresa China no homologada y sin licencia, a través de un intermediario español que se ha evitado mencionar.

La compra de mascarillas a través de la Española FCS Select Products SL, administrada por MDC, que de acuerdo a lo publicado en El Confidencial, es de dudosa reputación, condenada por delitos de estafa y con ninguna experiencia relacionada a la adquisición de material sanitario; además de lo tardío y la escueta comunicación a la ciudadanía sobre la distribución de dichas mascarillas por el reinicio de actividades en sectores no esenciales como construcción e industria; sumado al manejo propagandístico que se le quiere dar, con indicaciones expresas a los diferentes ediles para realizar un reportaje fotográfico de la entrega e incluir en cualquier comunicación que dicho material es repartido desde el Gobierno de España.

El manejo ideológico de los tiempos de respuesta ha estado marcado desde el inicio, con la autorización de las concentraciones feministas del 8 de marzo, aún cuando desde el 30 de enero el Gobierno tenía información que catalogaba con el riesgo máximo este virus y el 24 de febrero ya había 2 contagios confirmados. Sin embargo, se le otorgó mayor importancia a las marchas de marzo por el Día Internacional de la Mujer dada la connotación e implicación ideológica de Unidas Podemos en la organización de dichas concentraciones.

Es importante recordar la falta de previsión y la burda actitud de desprecio hacia quienes hicieron alerta temprana de la crisis, en ese momento fue más importante la ideología que los hallazgos científicos.

Definitivamente, el juramento hipocrático debería ser la guía en el accionar de todos los sanitarios y tomando distancia de la filosofía de Los Países Bajos y Flandes, donde Frits Rosendaal, Jefe de Epidemiología clínica del Centro Médico de la Universidad de Leiden, asevera que allí no es necesario el confinamiento de la población ya que no se admitirán pacientes ancianos en la UCI, considera inhumano trasladarlos a morir en un recinto hospitalario. Según él no es necesario intentar salvarles la vida a toda costa; no hay que llevar a los pacientes débiles y ancianos al hospital.

Hoy miles de hogares acumulan sentimientos de duelo, se hace necesario exigir efectividad y transparencia a los gobernantes y pedir a los medios de comunicación que ejerzan la labor contralora que es parte inalienable de la conducta ética del periodista.

Únete a nuestro canal de Telegram y recibe información como estaPincha aquí 

Etiquetas

José Ángel Cuadra

Periodista y consultor en Comunicación Estratégica, escritor, facilitador y docente universitario con más de 23 años de experiencia en Latinoamérica y España. Miembro de la Asociación de Periodistas Venezolanos en España.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar