Mundo

Huracán Dorian azota las Bahamas y EEUU evacúa la costa

Se debilitó ligeramente el lunes y pasó a categoría 4

Florida, 2 ago (AFP).- El poderoso huracán Dorian se detuvo casi por completo en las Bahamas el lunes, prolongando la agonía mientras las crecientes aguas del mar y los fuertes vientos arrasaban las comunidades de las islas ubicadas a poca altitud y provocaban evacuaciones masivas a lo largo de la costa de Estados Unidos.

El huracán se debilitó ligeramente el lunes y pasó a categoría 4, pero según informaron las autoridades meteorológicas de Estados Unidos, continúa representando una seria amenaza.

El primer ministro de Bahamas, Hubert Minnis, aseguró que el huracán provocó una “devastación sin precedentes” en las islas Ábaco, que el domingo recibió la peor parte de Dorian cuando tocó tierra como la tormenta más poderosa que jamás haya golpeado el archipiélago.

“Nuestro enfoque en este momento es el rescate, la recuperación y la oración”, dijo Minnis en Twitter.

Casi 24 horas después de tocar tierra, aún no se tenía claridad del número de víctimas de la tormenta.

Dorian avanzaba hacia el oeste el lunes a una velocidad de 2 km/h, asentándose durante una hora sobre la isla de Gran Bahama, con vientos de 250 km/h.

El miedo se apoderó de los residentes de Freeport cuando los vientos arrancaron las persianas y el agua comenzó a llegar a los hogares, dijo Yasmin Rigby, contactada por mensaje de texto en la principal ciudad de Gran Bahama.

“Las personas que pensaban que estaban a salvo ahora están pidiendo ayuda”, dijo Rigby. “El esposo de mi mejor amiga está atrapado en el techo de su casa con dos metros de agua debajo”.

Según una estimación inicial de la Cruz Roja, unas 13.000 casas podrían haber sido dañadas o destruidas por el paso de Dorian en Bahamas.

“Salgan ahora” –

Imágenes de casas destrozadas e inundadas comenzaron a aparecer en las redes sociales y las cuentas de la prensa local.

Un video en el sitio web del diario de las islas Tribune 242 muestra que el agua llegaba a los techos de las casas de madera en lo que parece ser un pueblo costero, mientras botes volcados flotan en un agua barrosa salpicada de tablas, ramas de árboles, troncos y otros escombros.

El Centro Nacional de Huracanes, con sede en Miami, pronosticó una marejada ciclónica de más de 5 a 7 metros por encima de los niveles de la marea en partes de Gran Bahama, acompañado de olas grandes y destructivas.

Se esperaba que los niveles de agua en las Ábacos disminuyeran lentamente.

“En esta ruta, el núcleo del extremadamente peligroso huracán Dorian continuará golpeando la isla de Gran Bahama durante una gran parte de esta noche”, dijo el centro en su boletín de las 1200 GMT.

“El huracán se moverá peligrosamente cerca de la costa este de Florida esta noche hasta el miércoles por la noche”, dijo.

Florida, Georgia y Carolina del Sur ordenaron a cientos de miles de residentes de la costa a evacuar, a partir del mediodía del lunes.

“Si está en una zona de evacuación, salga AHORA. Podemos reconstruir su hogar. No podemos reconstruir su vida”, dijo el gobernador de Florida, Rick Scott, en Twitter.

“Mi vida es más importante”

Joe Lewis, un veterano de la marina de 41 años de Florida, se hizo eco del sentimiento mientras aseguraba un aire acondicionado en su casa rodante en Jensen Park, una de varias en el área que estaban casi vacías.

“No importa si tengo una casa de un millón de dólares. La dejaré. Mi vida es más importante”, dijo mientras se preparaba para unirse a otros residentes de Florida que escapaban de la tormenta.

En la cercana Santa Lucía, Dan Peatle, de 78 años, también había huido de su comunidad de retiro para refugiarse en un hotel.

“Me enferma. No me gusta”, dijo a la AFP mientras salía a tomar aire antes de que se acercara la tormenta.

“He pasado por siete u ocho desde que he estado en Florida, desde el ’73. Y son todos iguales, ya sabes. Rompe todo, vuelve a armarlo”.

“Pero elegí vivir aquí, así que bien podría vivir con eso, ya sabes”.

Florida emitió sus primeras órdenes de evacuación obligatoria para Palm Beach, donde se encuentra el resort de Trump Mar-a-Lago y el condado de Martin.

En tanto, el gobernador de Carolina del Sur, Henry McMaster, ordenó la evacuación obligatoria de la costa, afectando a unas 800.000 personas, mientras que Georgia ordenó evacuar seis condados costeros.

El estado vecino de Carolina del Sur también declaró el estado de emergencia.

“Dada la fuerza e imprevisibilidad de la tormenta, debemos prepararnos para cada escenario posible”, dijo McMaster.

Etiquetas

Háblame24

Periódico digital venezolano en Madrid.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba