Venezuela

Guaidó dice que sabía de diálogos entre el régimen de Maduro y EEUU

CARACAS. 21 ago (AP) — El líder opositor Juan Guaidó reaccionó el miércoles con cautela al anuncio de las conversaciones entre Washington y funcionarios venezolanos y consideró contradictoria la postura de Nicolás Maduro sobre el gobierno estadounidense.

Guaidó anunció en conferencia de prensa que estaba al tanto de los contactos secretos pero descartó que esos diálogos representen una legitimación del gobierno de Maduro por parte de Estados Unidos, que desconoce su reelección.

“No sé qué van hacer ahora con las planillas de ‘No more Trump’”, dijo el jefe de la Asamblea Nacional al mofarse de la recolección de firmas que inició la semana pasada el gobierno contra el mandatario estadounidense en respuesta a las nuevas sanciones e indicó que tras los comentarios que realizó la víspera Maduro “lo que queda en evidencia son las contradicciones del régimen”.

Durante una concentración con integrantes de partidos opositores en el este de la capital, Guaidó llamó a la oposición a redoblar la presión en las calles y la convocó a salir el sábado y domingo a todas las barriadas del país.

Un día después de que los presidentes de Estados Unidos y Venezuela confirmaran que hay conversaciones secretas entre sus gobiernos, el asesor de Seguridad Nacional estadounidense aseguró que lo único que se discute es la salida de Maduro del poder y la celebración de elecciones.

“Como el presidente ha declarado repetidamente, para terminar con el robo a los recursos del pueblo venezolano y la continua represión, Maduro debe irse”, escribió John Bolton en su cuenta de Twitter.

The Associated Press reportó durante el fin de semana que Estados Unidos estableció un contacto secreto con el líder de partido socialista, Diosdado Cabello, mientras allegados a Maduro buscan garantías de que no serán enjuiciados por presuntos delitos si ceden a las demandas cada vez mayores de que el mandatario abandone el poder.

El martes, el presidente estadounidense Donald Trump y Maduro dijeron que sí había contactos, en un aparente intento por solucionar la crisis que afecta a la nación sudamericana. Pero ninguno mencionó a Guaidó, a quien Washington y más de 50 países reconocen como presidente legítimo de Venezuela.

Michael Shifter, presidente del centro de estudios Dialogo Interamericano, dijo que la implicación de Estados Unidos podría ser clave para romper un bloqueo de meses, aunque el gobierno de Trump debería tener cuidado para no sobrepasar los delicados límites que hay en juego.

“Estados Unidos no sólo tiene una oportunidad, sino también una responsabilidad, de utilizar la influencia que tiene para tratar de avanzar en la posición de la oposición y tratar de llegar a un acuerdo”, apuntó. “Se extralimita cuando se mueve en direcciones que claramente no están alineadas con lo que Guaidó respalda”.

Las tensiones entre Estados Unidos y Venezuela aumentaron desde principios de año cuando Guaidó, presidente de la Asamblea Nacional controlada por la oposición, declaró que la constitución le daba poderes presidenciales porque la reelección de Maduro del año pasado había sido fraudulenta. A pesar de su amplio apoyo internacional, Guaidó no ha podido mermar el poder de Maduro, en especial sobre el ejército.

Respondiendo a preguntas de reporteros el martes, Trump confirmó que su gobierno dialoga con “varios representantes” de Caracas pero se negó a confirmar si la Casa Blanca mantiene contactos directos con Cabello.

En un acto televisado para todo el país horas más tarde, Maduro dijo que los contactos entre representantes de los dos Ejecutivos se establecieron “hace varios meses”. Las reuniones se celebraron en lugares secretos y contaron con su “autorización expresa”, agregó.

El líder socialista dijo además que está listo para reunirse con el propio Trump para normalizar las relaciones, una oferta que ya realizó en el pasado.

Un funcionario estadounidense dijo en días pasados a AP que la meta no es promover a Cabello como reemplazo de Maduro sino aumentar la presión sobre Caracas alimentando disputas que en opinión de Estados Unidos podrían estar ocurriendo entre diferentes sectores del partido gobernante.

Durante una conferencia de prensa el lunes en Caracas, Cabello rehusó comentar detalles sobre la reunión pero agregó que está dispuesto a conversar con cualquiera siempre que cuente con el aval de Maduro.

Shifter y otros analistas creen que cualquier comunicación entre Washington y Caracas es un signo positivo, pero destacaron que resta ver cuál es su contenido exacto y cuan cerca están de hallar una solución.

“No está claro si podrán alcanzar realmente un acuerdo”, apuntó.

John Polga-Hecimovich, politólogo de U.S. Naval Academy, señaló que se desconoce si Guaidó está implicado en las conversaciones. Si de hecho se trata de contactos bilaterales entre los gobiernos de Trump y Maduro, la oposición aparecería debilitada.

“El dialogo directo habla de las limitaciones de la oposición”, dijo.

Este avance se produce semanas después de que el Departamento del Tesoro de Estados Unidos emitió nuevas sanciones contra el Ejecutivo venezolano que podrían afectar incluso a las empresas extranjeras que hagan negocios con el gobierno de Maduro.

Información de la Agencia de Noticias AP

Etiquetas

Háblame24

Periódico digital venezolano en Madrid.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba