Opinión

FARC de nuevo a las armas, escenario geopolítico en tiempos de crisis

Madrid, 8 sep.- Hace una semana, Luciano Marín Arango, mejor conocido como Iván Márquez y antiguo líder de las Fuerzas Armadas Revolucionaras Colombianas (FARC) hacía un nuevo llamado a las armas poniendo fin a más de tres años de supuesta paz luego de la firma de un acuerdo de desarme. De acuerdo a un video promovido por ellos mismos a través de las redes sociales, se indicaba que el gobierno colombiano había incumplido las condiciones de las negociaciones y hacía eco de … “una nueva etapa de lucha” con “el derecho universal que tienen todos los pueblos de levantarse en armas contra la opresión”.

Ahora bien, como era de esperarse hubo diversas reacciones y mientras algunos hablaban de un riesgo político importante de volver al conflicto armado otros restaban importancia indicando que era un pequeño factor que se estaba haciendo eco de este nuevo llamado a las armas. Pero observemos como se puede tratar este tema.

Movimientos de Liberación Nacional vs Grupo Terrorista

Durante mucho tiempo, las Fuerzas Armadas Revolucionarias Colombianas insistieron en denominarse grupo insurgente, de esos que en algunos países se conocen como movimientos de liberación nacional cuyo objetivo fundamental es lograr la independencia política de una nación oprimida. Era la forma como los liberales querían hacer frente a ejércitos conservadores y la exigencia de la redistribución agraria en un momento sumamente duro de la nación colombiana cuando las expropiaciones y las tenencias de la tierra eran tan irregulares y con lagunas jurídicas y políticas de la época.

Por lo tanto, al igual que en su momento sucedió con la Organización para la Liberación de Palestina, la lucha del grupo parecía justificada y regulada por el derecho interno e internacional. La FACR de hecho contó con ciertas prerrogativas como fue la Zona de Distensión o zona de despeje de San Vicente del Caguán otorgada por el ex – presidente Andrés Pastrana donde se sabía que se encontraban bases y campamentos pero que, a fin de facilitar el proceso de paz existían ciertos compromisos y pactos de caballero obedeciendo el Derecho Internacional Humanitario.

 A su vez, miembros activos de la Cruz Roja Internacional, de ACNUR y cascos azules participaban colaborando especialmente con los grupos vulnerables y minoritarios que se encontraban en manos de las mismas hasta llegar a permitir sentarse en la mesa de negociación en Cuba promovida por el presidente Juan Manuel Santos y donde la posibilidad de dictar Amnistía siempre estuvo como alternativa.

Sin embargo, las Fuerzas Armadas Revolucionarias Colombianas no son un grupo irregular ni grupo insurgente. En la actualidad, volver a las armas así de la nada abre un espacio para que ante la Comunidad Internacional el término de terrorismo salte a la palestra y no se cuente ni con beneficios, ni con alternativas válidas. Secuestro, asesinato, violación y delitos sexuales, destrucción de viviendas, desaparición forzada de personas, trata, tráfico de armas son todos crímenes internacionales y pueden ser elevados ante instancias penales de carácter universal.  Y, cualquier nación que pretenda apoyar ese regreso a las armas corre el riesgo de ser etiquetado como país promotor del terrorismo y habría que ser muy desacertado políticamente hablando para caer en ello.

Es así como, en una acción apasionada y con doble intención, Márquez hace referencia a que … “Nunca fuimos vencidos ni derrotados ideológicamente. Por eso la lucha continúa. La historia registrará en sus páginas que fuimos obligados a retomar las armas” … entonces, se puede interpretar que lo que había detrás nunca fue un tema interés nacional, de justicia administrativa sino un tema ideológico, de esos viscerales que no entienden de medias tintas y que se empecinan en creer que hay que ser de izquierda y de la dura. La lucha no es por una Colombia mejor sino en contra de un nuevo gobierno ideológicamente diferente a ellos. El famoso juego de la satanización de los extremos.

   El Derecho a la Rebelión.  ¿Derecho Universal?

Como todo discurso al cual nos sometemos constantemente y en especial en la era de la comunicación digital, Márquez hizo referencia a el Derecho Universal de Levantarse en Armas contra la opresión. Pues bien, una interpretación bastante amplia de la Declaración Universal de los Derechos Humanos y para ello hay que aclarar una cosa. El derecho a las armas y la rebelión no es un derecho legítimamente reconocido por la Declaración Universal de los Derechos Humanos y es lógico. Si cada vez que a mí no me parece lo que está haciendo el gobierno de turno de mi país tomo las armas y me voy en contra de todo; eso no es rebelión eso es crimen organizado.

Sin embargo, en el Preámbulo de la Declaración se expone lo siguiente

“Considerando esencial que los derechos humanos sean protegidos por un régimen de Derecho, a fin de que el hombre no se vea compelido al supremo recurso de la rebelión contra la tiranía y la opresión” … Es decir que, en un país donde existe el Estado de Derecho, no se puede hablar de tiranía, en un país donde existe una Constitución y que hasta ahora ha obedecido las normas y reglas fundamentales a tal punto de que ha permitido que un grupo como las Fuerzas Armadas Revolucionarias Colombianas opere y se tome el camino de la negociación; hacer uso de este término es irresponsable, es desproporcionado y falta de contexto.

Colombia tiene problemas, como todos los países del mundo, pero los mayores actos de tiranía que se han cometido serían de la propia FARC y en los enfrentamientos entre el gobierno y los grupos irregulares. A su vez, previo a la rebelión o el uso de las armas, el Derecho Internacional Humanitario y de garantías fundamentales hace referencia a un derecho a la desobediencia civil y las armas el último recurso.

Frontera con Colombia, Antimisiles y Escenario Conveniente

Del 29 de Agosto hasta el 6 de Septiembre ha transcurrido una semana. No tardó esta situación en permitir se creara el escenario perfecto para Venezuela a fin de contrarrestar las posibles consecuencias que este anuncio de las FARC podía traer con ella y veamos por qué es así

Márquez estuvo invitado al Foro de Sao Paulo

Durante el Foro de Sao Paulo que se celebró en Venezuela a finales de Julio se corrió el rumor de que Márquez y Santrich – segundo al mando – iban a asistir e incluso, Nicolás Maduro, presidente de Venezuela comentó que “eran bienvenidos por ser hombres de paz”. No asistieron, pero si asistieron dos exguerrilleros ahora congresistas. Concluyendo, es de esperarse que si un mes antes hacías referencia a que eran personas a quienes admirabas y abrías las puertas de tu país para que fuesen bien recibidos esta declaración tuvo que haber llevado a un plan de contingencia inmediato por dos razones, una… ¿pudo acaso haberse planeado esta acción desde el Foro? Y otra porque no es solo el gobierno colombiano quien anda tras los pasos de la FARC, también los Estados Unidos y varios países de la Unión Europea así que relacionarte directamente con ello, es delicado y peligros.

Aprobación del TIAR como estrategia política y situaciones de frontera

Si bien ya se sabe de antemano que el TIAR no ha sido ratificado y por lo tanto carece de validez en el país, esto no significa que los países que han reconocido a Guaidó como presidente no hayan tomado la iniciativa de aprobación del TIAR al pie de la letra. Desde donde se haya realizado esa grabación nadie lo sabe, lo que sí se sabe es que, en caso de que se compruebe que hay células guerrilleras en Venezuela, Colombia puede considerar esto un acto de agresión y puede solicitar que otros países del continente lo apoyen para defender su seguridad soberana.

Por lo tanto, y como era de esperarse, surgió la historia del falso positivo para Septiembre, que Iván Duque, presidente de Colombia tiene un plan de provocación para llevar a Venezuela ante el Consejo de Seguridad y esto debido a las declaraciones que dío Duque luego del pronunciamiento acusando al estado venezolano de narcoestado que apoya a este grupo disidente.

Venezuela vuelve a desviar la atención de temas de interés. La emergencia migratoria, la crisis humanitaria, la desestabilización de la moneda, las mesas de negociación de Barbados y durante los próximos días se hablará solo y exclusivamente de que existe un peligro de invasión, de agresión y de injusta provocación para destruir la ya vulnerada reputación del sistema.

Ahora, eso dependerá de cada quien si entra en el juego mediático que nos están imponiendo o de una vez por todas se entiende de que, así como en la dinámica familiar y social hay juegos en los que participamos como víctimas, victimarios, conciliadores y provocadores. En el mundo de la política exterior se juegan los mismos roles a gran escala. En el primero suele suceder que no pasa de una pelea doméstica en las cenas del Domingo, pero en el ámbito macro, se compromete una nación, su estabilidad, se seguridad y su dinero.

  “Se puede llevar por mal camino a toda una generación, volverla ciega, conducirla hacia una locura, dirigirla hacia un falso objetivo. Napoleón lo demostró” Alexsandr Ivanovich Herzen.

 

 

 

 

 

 

 

Etiquetas

Corina Cortes

Abogada. Magister en Derecho Internacional con estudios en Relaciones Internacionales y Derechos Humanos. Analista para radio y televisión. Creadora de Agenda Mundo 2.0. Contacto: cortesinternacionalista@gmail.com

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba