Mundo

Esposa de Guaidó a venezolanos en Perú: “Pronto regresaremos a casa”

Lima, 25 mar (Nota de Prensa).- Fabiana Rosales, esposa del presidente encargado de Venezuela, Juan Guaidó, participó activamente en la agenda que la Embajada de la República de Venezuela en Perú, que se realizó el pasado fin de semana bajo la encargaduría del embajador Carlos Scull.

Según un comunicado de prensa, Fabiana asistió el domingo a una concurrida misa en la Parroquia Virgen de la Milagrosa, ubicaba en el distrito de Miraflores, donde participaron cerca de 200 venezolanos que pidieron con fe y devoción por el respeto a los Derechos Humanos y el fin de la dictadura en su país. S

La Superintendencia Nacional de Migraciones asegura que en Perú hay 715.000 ciudadanos venezolanos, de los cuales 285.163 cuentan con permiso temporal permanente para poder trabajar. Esta migración masiva viene motivada por la honda crisis que el chavismo-madurista ha dejado en el país caribeño.

La esposa del mandatario encargado, pidió porque “todos los venezolanos que se encuentran en el exterior puedan volver a reconstruir un país que los extraña”. Así mismo, a su salida se pronunció con respecto a Roberto Marrero y enfatizó que “él es inocente, un ser de luz valiente, que lo único que ha hecho es luchar por el cese a la usurpación y así como lo dijo en su audio cuando lo iban a detener, el fin de la dictadura está cerca y debemos mantener la lucha”.

 Con los Refugiados

 Luego de la Misa, Fabiana visitó el Refugio Scalabrini en el distrito de San Miguel, donde compartió con más de 80 venezolanos en situación de refugio y a los que llevó el mensaje de lucha y esperanza de un gobierno legítimo que está reclamando las atribuciones que les competen para lograr iniciar la transición que devuelva “el Estado al servicio de todos los venezolanos”, tal y como expresa el Plan País anunciado por el presidente (E), Juan Guaidó.

Jornada Integral

Por otra parte, asistió a la “2da Jornada de Integración Países Hermanos Perú Venezuela”, que se llevó a cabo en la Parroquia Santísima Trinidad en el Cercado de Lima, donde se atendieron más de 350 hermanos venezolanos y peruanos.

 En esta actividad, Rosales les llevó las palabras de paz y fortaleza de Guaidó a los asistentes quienes le dieron una bienvenida emotiva con el “Gloria Bravo Pueblo”, entonado a vivas voces. “Perú nos ha dado millones de oportunidades, nos abrió sus puertas y debemos agradecerlo, todo lo que hagan, háganlo en nombre de Venezuela, para dejar su nombre en alto y mostrar que somos personas honestas y trabajadoras”, dijo Rosales.

El embajador, Carlos Scull, indicó que “diariamente trabajamos para buscar mejoras en la condición de vida de los venezolanos en Perú, pronto estaremos visitando a nuestros hermanos en provincia”.

Encuentro con migrantes

Finalmente, la primera dama conoció la realidad de muchos migrantes que llegaron a Perú después de largos días de caminata, huyendo de la grave crisis de salud causada por el gobierno ilegítimo de Nicolás Maduro. “Nuestro embajador Scull, junto a su equipo, se encuentra trabajando arduamente en beneficio de todos ustedes, para que cuando toque regresar lo hagan a un país próspero que los extraña; porque todos debemos ser protagonistas del cambio. El país los necesita”.

Etiquetas

Háblame24

Periódico digital venezolano en Madrid.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar