Venezuela

Es posible una futura y pronta transición en Venezuela

Madrid, 14 dic.- Después de los eventos electorales desarrollados en Venezuela, por un lado, las elecciones fraudulentas organizadas por el régimen de Maduro el pasado 6D y por el otro, la Consulta Popular llevada a cabo entre el 7 y el 12D, organizadas por la sociedad civil e impulsadas por el gobierno interino, es importante intentar disertar sobre el tema de una posible, futura y pronta transición en Venezuela.

Para ello es bueno separar a la estructura criminal que gobierna de los grupos políticos y del resto de la población, incluyendo a los ingenuos que creyeron en Chávez y que piensan que el problema solamente es Maduro, que aún existen en cantidades abismales en cada rincón del territorio nacional.

Es un tema complejo, realmente los políticos de oposición que fungen de líderes, incluido Guaidó, no lideran realmente, solo que son necesarios ante la falta de otro interlocutor frente a la Comunidad Internacional, quienes tendrán que tomar decisiones que involucran el futuro de nuestro país. Hace tan solo un par de días, uno de los críticos más fuertes del interinato y gran conocedor de la diplomacia, Diego Arria, expresaba “Guaidó es el único vínculo más institucional que tenemos, él es una pieza que hay que conservar”.

Hoy vemos con estupor a niños ahogados en el mar… y no son los cientos de Cubanos que fallecieron en las costas de Florida durante 60 años huyendo del régimen de Castro; tampoco son Aylan y Galip Kurdi, los hermanos Sirios que murieron ahogados en las costas de Turquía cuando huían de la guerra con su familia hace 5 años, hoy también mueren venezolanos, encontrados a 6.5 millas náuticas de Güiria, incluyendo a un bebé de 11 meses, niños de 2, 6, 8 años, jóvenes y adultos en alta mar tratando de llegar a las costas de Trinidad, huyendo de la tiranía de Maduro que aplasta el estómago de millones con indolencia.

No es sólo la creciente ola migratoria que el próximo año llegará a cifras históricas convirtiéndose en récord mundial, de acuerdo a cifras de Acnur se convertirá en la mayor población desplazada dejando a Siria en el segundo lugar.

El rechazo de la población venezolana al régimen de Maduro se ha puesto en evidencia de múltiples formas en los últimos años, en protestas masivas, en el abandono del territorio generando una grave crisis migratoria, muerte en carreteras o en el mar.

En los informes de violaciones sistemáticas a los DDHH y ahora en una abstención evidente ante el intento de lavarse la cara efectuado por el régimen, que realizó una inversión comunicacional grotesca, el uso desmedido del aparato estatal y el chantaje para incentivar la participación, logrando solo un pequeño porcentaje de movilización que según cifras oficiales llegó a 3,6 millones de votos, versus la participación de más de 6,4 millones de ciudadanos que levantaron su voz en una Consulta realizada enfrentando persecución, chantajes, amenazas y miedo, con poco presupuesto comunicacional.

La Consulta Popular fue iniciativa de la sociedad civil, lo ha dicho muchas veces la ex magistrada emérita Blanca Rosa Mármol de León; es la respuesta democrática, vinculante, según el artículo 70 de la Constitución, de acuerdo a una solicitud continuada de la comunidad internacional quien la requiere para intervenir de alguna forma. El gobierno interino la utiliza como herramienta bisagra que le renueve legitimidad ante el fin del periodo de la Asamblea Nacional, y el venezolano ha brindado respaldo, no por el actuar previo, no por respuestas inexistentes a las necesidades reales de quienes sufren día a día, ha dado respaldo por la esperanza de un actuar efectivo está vez.

Cada quien interpreta como quiere las palabras de Leopoldo López, de Iván Duque y del mismo Guaidó respecto a transiciones con el chavismo; sin embargo, también se pueden enmarcar en un conjunto al lado de las declaraciones de Eliot Abrams y de la ministra de exteriores de España, de las declaraciones del Parlamento Europeo, etc.

Que ponen de manifiesto la necesidad de incluir a todos los sectores, menos a los criminales y violadores de DDHH y pongo mis expectativas en un pronto cese de la Usurpación concertado con quienes logren una real fractura del régimen que permita la caída y salida de Maduro del poder, que permita una transición real hacia las tan ansiadas elecciones libres, justas y verificables.

Si esa caída y transición no se da en 2021, creo que Venezuela seguirá por décadas sumida en una suerte de Nueva Cuba que recientemente cumplió más de 60 años bajo el régimen castrista.

Si hay algo que me queda por resaltar es mencionar que el peor trabajo realizado por el gobierno interino es el de la comunicación, entendiendo que hay agendas personales que no quieren poner en mayor evidencia, pero que los venezolanos conocemos.

Existen algunos que quieren pasar a la historia como un Mandela Latino o como el venezolano que logró la tan ansiada libertad y permitió la reconciliación entre chavistas y opositores, eso yo lo veo como una utopía que solo habita en las mentes de un pequeño grupo; me parece que somos mayoría quienes deseamos justicia, la recuperación de los capitales dilapidados y sabemos que es necesario recuperar la confianza en los tribunales para cimentar adecuadamente una nueva democracia.

Te recomendamos leer también: Los crímenes más atroces del mundo cometidos por Corea del Norte

También es necesario comprender que la vía para lograr la caída de Maduro es a través de la única institución democrática reconocida en el mundo, representada por Guaidó y apadrinada por López, pues es el camino a seguir ahora. Luego renacerán los liderazgos y competirán en buena lid.

Ojalá en un futuro próximo pudiéramos tener una transición con un gobierno compuesto por personalidades probas y justas de reconocida trayectoria como Blanca Rosa Mármol de León (exmagistrada emérita del TSJ), Enrique Aristeguieta Gramcko (miembro de la Junta Patriótica del 58), Tamara Sujú (Experta en DDHH), Lorenzo Mendoza Giménez (Ingeniero, industrial y exitoso empresario), Luis Ugalde s.j. (exrector de la UCAB, historiador, periodista y miembro de número de la Academia de Cs Políticas y Sociales), Luis Pedro España (Sociólogo Experto en investigación social y económica), Ramón Guillermo Aveledo (Dr. Cs. Políticas y experto en

Gerencia y Derecho Constitucional) o algún otro, porque hay muchos; no un grupo compuesto de políticos corruptos que se repartan el poder. Pero ya llegará el momento de discutir eso, ahora hay que seguir remando con el objetivo de acabar al régimen y dar paso al siguiente capítulo.

Únete a nuestro canal de Telegram y recibe información como estaPincha aquí 

José Ángel Cuadra

Periodista y consultor en Comunicación Estratégica, escritor, facilitador y docente universitario con más de 23 años de experiencia en Latinoamérica y España. Miembro de la Asociación de Periodistas Venezolanos en España.
Botón volver arriba