Entretenimiento

Entierro de la Sardina: Un adiós a los Carnavales en España (+FOTOS)

Madrid, 9 mar (Texto: Mary Francis González / Fotos: Danyelver Gil).- El entierro de la sardina es una tradición con la que se anuncia el fin del Carnaval en diversos puntos de España. Se lleva a cabo el miércoles de Ceniza y es la representación simbólica de echarle tierra a los excesos del pasado para renacer con mayor fuerza, transformando a la sociedad y así darle entrada a la cuaresma.

Una procesión encabezada por cuatro cabezudos inician la marcha que, como corresponde a un entierro, debería ser fúnebre, pero el ritmo de las batucadas lo llena de alegría, risas y baile.
Año tras años, el tragicómico ‘sepelio’, acerca a un buen número de vecinos y vecinas que, ataviados para la ocasión, se suman a la fiesta que supone la despedida de la sardina.
“Sardina, sardina, sardina te vamos a enterrar, pero jamás te podremos olvidar”; o “diga lo que se diga, que bonito es un entierro…”, gritan entre risas y devoción los cofrades.
Entre falsos llantos y real alegría, Las viudas se visten con sus mejores galas de luto para ocupar su lugar en esta antiquísima tradición.
Antes del “último réquiem” por la sardina, hacen un alto para presentar a los “nuevos incautos novicios” que integran a la Cofradía y reciben sus primeras insignias de bienvenida.
Parte de la tradición consiste en depositar en un baúl todo aquello que se desea dejar en el pasado, lo que perturba o avergüenza, la oportunidad de un nuevo comienzo.
Hay distintas teorías sobre el origen de esta celebración, una de ellas viene a simbolizar una llamada de atención al orden, tras días de locura y desenfreno el fuego llama a la reflexión sobre los pecados cometidos.
Si bien el origen de la fiesta parece difícil de discernir, las creencias populares lo ubican en el siglo XVIII en el reinado de Carlos III de España.
Mientras que unas versiones apuntan a un cargamento de sardinas en mal estado que el monarca – Carlos III – ordenó enterrar para solucionar el problema del olor, otras relacionan la fiesta con Jerónimo Grimaldi, uno de los últimos ministros.
En Madrid, el acto termina con una gran fogata cerca de la Fuente de los Pajaritos en Casa de Campo. Simboliza la quema de las malas acciones o de los pensamientos negativos. Por su parte, las cenizas personifican los brotes de alegría, paz y concordia.
Por extraña que pueda parecer desde fuera, el entierro de la sardina es una de las fiestas que más arraigo tiene en España y consigue, con su concepción cuasi-surrealista, reunir en un mismo evento los placeres de Don Carnaval con la esperanza de Doña Semana Santa.

 

Etiquetas

Mary Francis Gonzalez

Comunicadora y Fotógrafa venezolana en Madrid. Diplomado en Gerencia de Marketing Digital y Locutora de la UCV. Con 8 años de experiencia en Relaciones Públicas y Comunicación Organizacional para instituciones culturales y políticas.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba