OpiniónZona Blog

El Desencuentro entre Estados Unidos y Venezuela en el Mar Caribe

Implicaciones jurídicas. ¿Quién es responsable? ¿Qué normas se pueden estar violando? ¿Hasta dónde puede llegar?

Madrid, 22 jul.- Esta semana se dio un nuevo impasse entre los Estados Unidos y Venezuela, esta vez dentro de las aguas internacionales del Mar Caribe generando una inmediata reacción por parte de ambas naciones.

 Mientras que el primero alegaba que era una forma de detener las pretensiones expansionistas del país latinoamericano en aguas internacionales, el segundo lo consideraba una provocación. En este caso, la valoración debe centrarse es en cuanto a las bases jurídicas que han podido generar este conjunto de acciones y si de alguna manera puede abrir espacio a nuevos enfrentamientos.

El tema se centra en un grupo de estrategias mucho más importantes como son la lucha antinarcóticos y contra la piratería, acción que viene ejerciendo el Comando Sur norteamericano en estos los últimos meses.

Recordemos que esto ya había sido presentado por el presidente Donald Trump mucho antes de agravarse la pandemia. Por otro lado, en el caso de Venezuela no podemos olvidar que existe un tema crítico y poco esclarecido en aguas fronterizas con Colombia a la cual ha acusado de estar en complicidad con el coloso del norte en temas de desestabilizar la región, invadir al país, pero también incrementar la crisis humanitaria con el tráfico de combustible.

 Ahora bien, entre este espacio de mutuas acusaciones vale la pena analizar si existe algún principio o norma internacional que se esté violando y que pueda llevar a futuras sanciones o acciones bilaterales.

 Si bien es un tema del cual se habla poco, lo marítimo es mucho más importante de lo que uno se puede imaginar. Es fundamental en el ámbito limítrofe, es un factor de fortaleza para el comercio internacional; la exploración y explotación de recursos acuíferos es una fuente de riqueza, pero por encima de todo esto es un punto estratégico de dominación, expansión y protección de una nación.

Cuando los Estados Unidos alega que ha desplegado una acción de protección de aguas internacionales lo hace basado en la Convención de del Derecho del Mar conocida también como el Mar – surgida en las Naciones Unidas – además del Reporte de las Naciones Unidas de la Conferencia del Medio Ambiente de 1972”. En relación a estos documentos, el mar “debe ser utilizado para usos pacíficos y cooperativos; los mares y océanos son para el beneficio individual y común de la humanidad”.

   No en vano entre los principios que rigen el tema del mar a nivel internacional también expresa la necesidad de manejar apropiadamente los recursos marítimos para futuras generaciones dando a entender que todo aquello que se encuentra más allá de los límites de la jurisdicción internacional es “patrimonio común de la humanidad”.

Por lo tanto, Estados Unidos a través del Comando del Sur ha sido enfático al expresar que no lo estaba haciendo por motivos de interés norteamericano sino por su compromiso con las normas internacionales. Sin embargo, no hay que pasar por alto que en estos momentos en el mar siguen suscitándose una serie de eventos como son la lucha contra el narcotráfico, la lucha contra la piratería, el control de la entrada de buques a aguas internacionales para el intercambio de combustible y la vigilancia para evitar transacciones de Venezuela con países sancionados como es Irán y Cuba.

Esto, avalado a su vez por la premisa de que el Comando Sur opera más allá de las 12 millas náuticas reconocidas como parte de los límites territoriales del mar.

En el caso de Venezuela, las razones son las mismas pero vistas desde su ángulo. De acuerdo a lo expresado, Venezuela no había violado los límites del mar territorial, sino que se encontraba en la Zona Contigua la cual se encuentra establecida en el Artículo 47 y 48 en las misma Convención de las Naciones Unidas del Derecho del Mar.

Sin embargo, el tema de debate es que Venezuela no ha ratificado la Convención, de acuerdo a los registros que hay en torno al tema si participó en la discusión y redacción de la misma pero por motivos de no existir la “reserva” – término de derecho internacional que refiere a la autoridad de un estado de reservarse de obedecer algunos artículos de un tratado – prefirió no plegarse a él y por el contrario en la actualidad obedece al Decreto con Rango, Valor y Fuerza de Ley Orgánica de los Espacios Acuáticos y el artículo 43 que hace referencia  a la Zona Contigua y la traza como de 24 millas náuticas.

Estás 24 millas náuticas son dadas para prevenir y sancionar infracciones de sus leyes y reglamentos en materia fiscal, de inmigración y sanitaria. Y es aquí donde cabe esta pregunta ¿Es que acaso Venezuela en estos momentos está ejecutando acciones estratégicas pensando que probablemente están conspirando en su contra? ¿O acaso ya se encuentra alerta porque por que la comercialización de hidrocarburos y metales sigue estando latente? ¿Podría ser que en este momento también tiene que ver este despliegue como un tema distractor ante el tema de Alex Saab?

Te recomendamos leer también: Alex Saab será llevado al Tribunal de La Haya. ¿Puede prosperar?

Lo que sí hay que recordar que lo malo del mar es que suele ser un territorio de nadie y cuando se pasan los límites territoriales cualquier despliegue o evento que ocurra puede tomar dimensiones muy grandes pero muy poca información y especialmente muy susceptible de desaparecer.

No en vano, los organismos internacionales han insistido tanto el tema. Para ellos y los expertos en el área, lo que en su momento fue señal de señorío, imperio y dominación es en los actuales momentos la zona estratégica para el crimen internacional y la máxima violación de los Derechos Humanos.

Únete a nuestro canal de Telegram y recibe información como estaPincha aquí 

Etiquetas

Corina Cortes

Abogada. Magister en Derecho Internacional con estudios en Relaciones Internacionales y Derechos Humanos. Analista para radio y televisión. Creadora de Agenda Mundo 2.0. Contacto: cortesinternacionalista@gmail.com

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar