OpiniónZona Blog

EEUU emite lista de países que no cooperan contra el terrorismo

Entre estos países se encuentran Irán, Corea del Norte, Siria, Cuba y Venezuela.

Este 13 de mayo, el Departamento de Estado de los Estados Unidos emitió una lista de los países que, de acuerdo a la Sección 40 (a) Acta de Control de la Exportación de Armas (Arms Export Control Act), no han colaborado en la lucha contra el terrorismo. Entre estos países se encuentran Irán, Corea del Norte, Siria, Cuba y Venezuela.

Cuba, en este caso, no había entrado en esta lista desde el 2015, siendo ahora nombrada por sus lazos con el Ejército de Liberación Nacional (ELN) y, muy especialmente, por negarse a la extradición de miembros de este grupo irregular, los cuales se adjudicaron en el año 2019 la autoría de una bomba en una academia de policía en Bogotá que mató a 22 personas.

En el caso de Venezuela, los lazos son con las Fuerzas Armadas Revolucionarias Colombianas (FARC) y el ELN, pero no hay que olvidarse que los Estados Unidos no reconoce a Nicolás Maduro como el presidente legítimo de Venezuela y que, además, tanto él como algunos exmiembros de su gobierno han sido acusados de narcoterrorismo y de colaborar con esta actividad junto con la guerrilla colombiana durante los últimos 20 años.

PERO, ¿CUÁLES SON LAS REGULACIONES INTERNACIONALES, NO SOLO APLICADAS POR LOS ESTADOS UNIDOS, SINO A NIVEL MUNDIAL EN MATERIA DE TERRORISMO INTERNACIONAL?

Comenzando por los propios Estados Unidos, la Sección 40(a) se titula precisamente “Transacciones con países que no cooperan totalmente con los esfuerzos antiterroristas de los Estados Unidos”, y en este caso se establece la prohibición de comercializar, ya sea vender u otorgar licencia a ningún tipo de artículo que sea utilizado para la defensa y seguridad de la nación. Esto no debería afectar a las partes involucradas y especialmente a Venezuela ya que, si bien en algún momento hubo transacciones con los Estados Unidos, la mayor carga armamentista adquirida por el país proviene de Rusia y China gracias a los múltiples acuerdos de cooperación en el área militar.

Otra de las normativas importantes en materia de la lucha contra el terrorismo ha sido publicada por la UNOCT (Oficina Contra el Terrorismo de las Naciones Unidas). En fecha relativamente reciente -2014- el Grupo de Trabajo de Implementación Contra el Terrorismo, cuyas siglas en inglés es (CTITF), creó la Guía Básica de Referencia de Derechos Humanos: Conformidad del Antiterrorismo Nacional, Legislación con Derecho Internacional de los Derechos Humanos, donde en su introducción le recuerdan a los Estados la importancia de implementar cualquier acción que proteja a su población de cualquier acto de terrorismo, haciendo hincapié en que debe prevalecer la implementación del Derecho Internacional de los Derechos Humanos y del Derecho Internacional Humanitario.

Te recomendamos leer también: El terrorista en Venezuela es Nicolás Maduro

Se debe resaltar que la guía también llamaba a obedecer los lineamientos Estrategia Global contra el Terrorismo, la cual fue aprobada por la Asamblea General de la ONU en el 2006 reafirmando que el único objetivo de los actos de terrorismo es atentar contra los derechos humanos y las libertades fundamentales, y destruyen la democracia.

Lo anterior lo nombro porque, de existir pruebas, los Estados Unidos podría perfectamente elevar este caso ante los organismos pertinentes de las Naciones Unidas y solicitar una investigación, autorizar que el caso se eleve ante las instituciones encargadas de llevar el tema de los derechos humanos y hasta solicitar una reparación a las víctimas en caso de que el Estado sea encontrado responsable de estas omisiones o de haber sido muy poco eficiente en la lucha contra el delito internacional más importante de todos los tiempos.

Otras normativas también son importantes, como es el caso del deber ser y las prácticas legales y legítimas en materia de investigación, detención, imputación y juicio de los individuos en materia de lucha contra el terrorismo. Siendo la más importante la “Prohibición a la privación ilegal o arbitraria de libertad al momento de implementar medidas antiterroristas”. Por lo cual, también podría enlazarse que en el caso de estos cuatro países hay que tomar en cuenta la forma en la cual se comporta la administración de justicia y, si bien no consta en el documento previo del Departamento de Estado Norteamericano, podría ser el próximo punto que tocará en sus declaraciones.

Y ¿DE QUÉ SE TRATA LA UNOCT?

Es la Oficina de las Naciones Unidas en Contra del Terrorismo creada el 15 de diciembre de 2017, por lo cual nació posterior a los instrumentos previamente indicados. Nace gracias a una Resolución de la Asamblea General de la ONU, la R 71/291 y tiene como funciones principales proporcionar liderazgo en los mandatos antiterroristas, la coordinación y la coherencia entre las entidades del Pacto Mundial de Coordinación contra el Terrorismo para asegurar la implementación de la Estrategia Global de las Naciones Unidas contra el Terrorismo; el fortalecimiento de la asistencia de las Naciones Unidas cuando se trata de capacitar a los Estados en materia de lucha contra el terrorismo.

También se ha comprometido a darle visibilidad a los esfuerzos de la ONU en cuanto al tema y, especialmente, no escatimar en esfuerzos al advertirle a los Estados que el tema del contraterrorismo es un tema prioritario, sobre todo por el alto grado de violencia, el deterioro que representa para las instituciones y el extremismo al momento de vulnerar las garantías fundamentales.

Es por eso que el tema de que Venezuela se encuentre en este momento incluida en la lista de los países que no han hecho el esfuerzo suficiente en la lucha contra el terrorismo ya no será un tema propio de los Estados Unidos, es algo que probablemente tenga repercusión internacional y que será tomado en cuenta en futuras reuniones, ya sea del Consejo de Seguridad como ante las Oficinas de los Derechos Humanos respectivas.

Esto, aunado al informe emitido por los Relatores Especiales en cuanto a la crisis humanitaria, no es otra cosa que un punto más a ese enorme expediente que Venezuela ha venido armando desde hace muchos años y que lejos de resolverlo se ha dedicado a culpar al otro. Le tocará defenderse y muy bien, pero de demostrarse que estos argumentos tienen fundamento y un poco más, el país en los actuales momentos pasaría a estar dentro de una lista de países peligrosos y no muy bien vistos ante la comunidad internacional.

Únete a nuestro canal de Telegram y recibe información como estaPincha aquí 

Etiquetas

Corina Cortes

Abogada. Magister en Derecho Internacional con estudios en Relaciones Internacionales y Derechos Humanos. Analista para radio y televisión. Creadora de Agenda Mundo 2.0. Contacto: cortesinternacionalista@gmail.com

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar