Mundo

EEUU aprueba plan billonario de rescate, suma más de 1.000 muertes por coronavirus

NUEVA YORK, 26 mar  (AP) — Las muertes en Estados Unidos por la pandemia de coronavirus alcanzaron el millar el miércoles, otra sombría cifra redonda para un brote que se está cobrando vidas, golpeando economías y acabando con la rutina de la vida cotidiana en todo el mundo.

En un reconocimiento a la escala de la amenaza, el Senado de Estados Unidos aprobó a última hora del día un paquete de rescate sin precedentes en el país, valorado en 2,2 billones de dólares y que dará asistencia a empresas, trabajadores y sistemas de salud.

El plan se aprobó por unanimidad pese a los reparos de los congresistas sobre si el paquete va demasiado lejos o se queda corto, tras varios días de difíciles negociaciones mientras Washington afrontaba un desafío como nunca antes. El texto de 880 páginas es la mayor ley de ayudas económicas en la historia del país.

En todo el mundo, la cifra de muertos superó los 21.000, según el conteo de la Universidad Johns Hopkins. Estados Unidos alcanzó los 1.041 fallecidos el miércoles por la noche, con casi 70.000 infectados.

Esas medidas eran cada vez más habituales en Estados Unidos, que tenía su peor foco de infecciones en Nueva York con más de 30.000 casos y casi 300 muertos, la mayoría en la Ciudad de Nueva York.

Las autoridades sanitarias de la ciudad buscaban camas y material médico y pidieron más médicos y enfermeras por temor a un pico de enfermos en las próximas semanas que pueda abrumar los hospitales como ha ocurrido en Italia y España.

En el hospital de Bellevue se habilitó una morgue y la policía de la ciudad, mermada por las bajas por enfermedad, recibió órdenes de patrullar calles casi vacías para asegurar el cumplimiento del distanciamiento social.

En Washington, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, pidió a los estadounidenses que se comprometieran con 15 días de distanciamiento social, lo que incluía quedarse en casa y cerrar bares y restaurantes en un intento de frenar los contagios.

Sin embargo, también repuso que “nuestro país no se construyó para cerrarse” y prometió impedir “que la cura sea peor que el problema”, al parecer preocupado porque los devastadores efectos del brote sobre los mercados financieros y el empleo afecten a sus posibilidades de reelección a final de año.

“Los Medios Lamentables son la fuerza dominante para intentar que yo mantenga nuestro País cerrado todo lo posible con la esperanza de que sea perjudicial para mi éxito electoral”, tuiteó Trump el miércoles.

Los demócratas acusaron a Trump de priorizar la economía a la salud y seguridad de los estadounidenses.

“Me gustaría decir, volvamos al trabajo el viernes que viene”, dijo Joe Biden, favorito a obtener la candidatura demócrata para las elecciones. “Eso sería maravilloso. Pero no puede ser arbitrario”.

Biden dijo que el paquete de rescate “hace mucho”, pero que necesitará una “supervisión meticulosa” para asegurar que el dinero llega a los trabajadores y no acaba en manos de “directores generales o inversionistas ricos”.

Información de la agencia de noticias AP

 

Etiquetas

Háblame24

Periódico digital venezolano en Madrid.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar