Mundo

Duque muestra en la UE su compromiso con la paz y con refugiados venezolanos

Bruselas, 24 oct (EFE).- El presidente de Colombia, Iván Duque, mostró este miércoles en su visita a la Unión Europea (UE) su compromiso con el acuerdo de paz con “tolerancia cero con los que quieran reincidir en la criminalidad”, así como con la acogida de refugiados procedentes de Venezuela.

Duque finalizó hoy su visita a Europa con reuniones con el primer ministro belga, Charles Michel, los presidentes de la Comisión Europea (CE) y el Consejo, Jean-Claude Juncker y Donald Tusk, y la alta representante de la UE para la Política Exterior, Federica Mogherini.

En declaraciones a los medios, Duque criticó “la aparente voluntad de paz” de la guerrilla Ejército de Liberación Nacional (ELN), que mantiene congeladas la negociaciones del proceso de paz, y dijo que esta “se tiene que materializar en la liberación de todos los secuestrados”.

“Veo con gran recibo la presión que vienen ejerciendo las autoridades europeas para que el ELN se mantenga en la lista de grupos terroristas y que se entienda que un proceso de conversación debe exigir la liberación de todos los secuestrados y que se le ponga fin a todas las actividades criminales”, afirmó Duque.

Tras la reunión con Tusk, explicó que el político polaco dio a Bogotá “su respaldo” al “proceso de reincorporación” a la sociedad de quienes dejaron las armas “y al mismo tiempo de tolerancia cero con los reincidentes”.

“Si tienen que hablar de paz estamos listos pero si y solo si le ponen fin a todas las actividades criminales y liberan a todos los secuestrados”, subrayó.

Juncker, por su parte, reiteró en una declaración posterior a la reunión su apoyo al Gobierno de Bogotá y al proceso de paz, en el que la UE ha invertido ya 220 millones de euros para facilitar su implementación.

“El acuerdo de paz está funcionando. Sé que es difícil. Los que están tomando parte en el proceso, tienen el apoyo de la UE, los que se mantienen al margen, seguirán en la lista europea de organizaciones terroristas, no habrá compromiso. Apoyamos el proceso de paz por diversos medios”, afirmó.

Mogherini, a quien el movimiento opositor Colombia Humana pidió que “exija” al presidente colombiano que implemente lo pactado en el acuerdo de paz entre el Gobierno de su predecesor, Juan Manuel Santos, y las FARC y que haga un seguimiento del dinero aportado por el Fondo Fiduciario para la Paz, dijo que “hay completa transparencia” en este ámbito.

“No veo problemas en el uso de los fondos. Nuestros sistemas pueden ser muy burocráticos pero no tienen falta de transparencia”, dijo la diplomática italiana.

Por otra parte, Duque incidió en el papel que su país está ejerciendo en la acogida de cerca de un millón de venezolanos, de los casi 2,5 millones que han dejado su país en los últimos cuatro años, según datos de la Organización Internacional de las Migraciones (OIM) y de la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur), una crisis que Caracas niega.

Duque pidió “condenar todos los hechos de la dictadura en Venezuela” e incidió en la necesidad de “tener una política migratoria que acoja con fraternidad los hermanos venezolanos y que también permita tener una reacción multilateral importante”.

En este sentido, Mogherini destacó la contribución de la UE a Venezuela y los países de acogida de refugiados y su “trabajo para encontrar una solución pacífica y democrática a la dramática crisis de Venezuela“.

Juncker dijo que Colombia y la UE “nadan en la misma dirección” en relación a Venezuela.

“No nos gusta esta dictadura y apreciamos mucho el papel pacífico que Colombia está jugando en este contexto. El número de refugiados que está acogiendo no es una pequeña contribución. Si Colombia hubiera rechazado acoger a estas personas la catástrofe en Venezuela sería mucho más dramática”, dijo.

Preguntado por si la UE va a dar una respuesta más contundente contra el presidente del país, Nicolás Maduro, Juncker dijo que “la cuestión está en el ámbito de la justicia internacional”.

“Hay que llevar a este señor a los tribunales, estoy completamente de acuerdo con el planteamiento de Colombia en este tema”, agregó.

Duque también aprovechó su visita a Bruselas para reforzar la cooperación con Bélgica contra el tráfico ilegal de drogas, dado que el puerto de Amberes (norte) representa el destino de más del 50 % de la cocaína incautada con dirección a Europa desde América Latina, un tema que abordó con el primer ministro belga.

“Me preocupa que en Colombia los últimos 5 años pasamos de 50.000 a 200.000 hectáreas de coca, eso obviamente forma parte de una cadena criminal donde están participando muchos cárteles, algunos colombianos, otros extranjeros, y lo que tenemos que hacer las autoridades es unirnos para desarticularlas”, concluyó.

Tags

Háblame24

Periódico digital venezolano en Madrid.

Related Articles