Comunidad

Diez años de Antojos Araguaney, la receta perfecta del venezolano Fernando Rodríguez

Madrid, dic 4 (Por Carleth Morales Senges).-  Lo primero que hizo Fernando Rodríguez cuando llegó a Madrid, allá por mayo de 2008, fue queso guayanés artesanal en la cocina de su casa para vendérselo a sus amigos. Lo último que ha hecho ha sido humus en su nave de 700 metros cuadrados situada en Rivas Vaciamadrid para vendérselo a la cadena de supermercados Costco. Entre uno y otro sólo han pasado 10 años, en los que de ser el único trabajador, ahora emplea a 90 personas de manera directa y a 70 de forma indirecta, elabora 36 productos exclusivos y distribuye a 400 tiendas de venezolanos en España y Europa.

Pero… ¿Qué tiene la receta de Antojos Araguaney que la ha convertido en una de las empresas venezolanas más exitosas en España?

Ingredientes

Cuajo, leche y sal, en su justa proporción. Para los expertos, estos son los principales ingredientes del queso, pero para hacer Antojos Araguaney, los ingredientes son otros. El principal componente es un emprendedor, otrora animador de fiestas y empleado de una importante agencia de publicidad, obligado a emigrar y a buscarse la vida para sacar adelante a su familia. En caso de no tener este ingrediente, vale un venezolano capaz de comenzar de cero, que es lo mismo.

Una idea clara de negocio es otro de los aditivos. En su caso fue hacer quesos y tener la fábrica de quesos referente de la comunidad venezolana y latinoamericana en España. Es un ejemplo de que no importa si la idea es pequeña, lo que importan son las ganas de sacarla adelante. Como la buena masa, ya crecerá.

Otro ingrediente fundamental es una familia que también cree en el proyecto. Vale, como en su caso, un suegro que apoya, lo acompaña a Aval Madrid y lucha junto a él hasta conseguir el primer préstamo. El ánimo, los consejos y la ayuda del entorno también se agradece. Los buenos amigos forman parte de esta receta.

Es importante, puestos a añadir, contar con un lugar físico para desarrollar la idea. Vale comenzar en casa. Fernando lo hizo, después alquiló una pequeña nave, ahora tiene una más grande con un congelador externo y ya está buscando otra de mayor tamaño. Es lo que tiene el crecimiento bien pensado.

Hay un ingrediente que es materia prima: fortaleza. Su función es reducir las debilidades y convertir el Metro o el maletero del coche en el mejor método de distribución posible.  Así comenzó Antojos Araguaney. Le sirvió para hacerse un hueco en el mercado y ganarse los primeros clientes, que luego se fueron multiplicando por el boca a boca. Valen otros rudimentarios sistemas de transporte mientras no se detenga la producción o se desfallezca en el intento. En esta etapa, ser “todero” agrega valor a la receta, eso significa: atender el teléfono, llevar la contabilidad, pelearse con el banco, complacer a los clientes, negociar con los proveedores, diseñar los flyers, buzonear, hacer la página web, responder los mensajes de whatsapp, barrer. Ah, y ¡fabricar!

La capacidad de ahorro también es indispensable. Como Fernando en sus comienzos, hay que aprender a llegar a fin de mes con lo que queda de ganancia, si la hay. Vale comer cada día lo mismo y no comprarse ropa por mucho tiempo.

Y, como en toda receta, los ingredientes “al gusto”, bien administrados, son los que marcan la diferencia. En su caso: desparpajo, valentía, buen humor, constancia, paciencia, capacidad para resolver problemas, visión comercial y confianza en sí mismo. Hay más, pero en el caso de Fernando, son los más destacados.

Preparación

El resultado de mezclar meticulosamente los ingredientes de esta exitosa receta es Antojos Araguaney. Si se hace con cuidado, en 10 años se obtendrá una gran empresa, ejemplo de buen hacer de los venezolanos en España, capaz de seguir creciendo, tanto, como para alcanzar un edificio. “Esa es mi meta” dice Fernando.

Con tiendas en Las Tablas, Majadahonda y los mercados de La Paz y San Antón, Antojos Araguaney fabrica hoy queso guayanés, telita, de mano, semiduro, tequeños, guasacaca, golfeados, nata criolla, cachapas, empanaditas, mini cachapas y otros exclusivos para restaurantes en cantidades –literalmente- industriales, además de su humus estrella, del que Costco está enamorado. “Es el que más porcentaje de garbanzos tiene de España” señala orgulloso su creador.

Pero en la preparación, también cabe el miedo. “Yo aprendí a vivir con miedo. Si eres emprendedor tienes que saber que puedes quebrar mañana. Hay que aprender a vivir con ello, con esa sensación de que hoy todo puede estar muy bien, pero mañana no” advierte.

Fernando Rodríguez recibió recientemente el premio “Emprendimiento” de manos del Consejo Iberoamericano de Inversiones y Talento CiiTA, que en su primera edición decidió reconocer su labor como ejemplo de éxito empresarial venezolano en España. La Comunidad de Madrid también le ha otorgado la “M” de producto certificado de Madrid, garantizando el origen y la excelencia de sus productos. Pero es el reconocimiento diario de sus clientes, el convencimiento de que aun hay muchos nichos de mercado inexplorados y las ganas de seguir dejando el nombre de Venezuela muy en alto, lo que lo anima a seguir adelante. Son los intangibles de su receta.

Por los logros obtenidos en estos 10 años, y los que vendrán ¡Feliz cumpleaños Antojos Araguaney!

 

Tags

Háblame24

Periódico digital venezolano en Madrid.

Related Articles