Mundo

Berlín y Roma piden reforzar la política migratoria en la UE

Berlín, 16 feb (EFE).- La canciller alemana, Angela Merkel, y el primer ministro italiano, Paolo Gentiloni, coincidieron hoy en la necesidad de que los futuros presupuestos de la Unión Europea (UE) refuercen capítulos clave, como el de la política migratoria.

Tras mantener una reunión en Berlín, ambos comparecieron juntos en rueda de prensa y Merkel destacó que, como países contribuyentes netos al presupuesto comunitario, están de acuerdo en que en los gastos se concentren en los grandes retos europeos: la inmigración, la defensa común, la investigación y la innovación.

Junto a esas áreas, Gentiloni añadió la necesidad de fomentar las inversiones y políticas de empleo, convencido de que Europa debe demostrar su capacidad de avanzar para frenar populismos y nacionalismos.

Merkel, cuyo país recibió en los últimos dos años más de 1,3 millones de solicitantes de asilo, subrayó los esfuerzos realizados por Italia, vía de entrada de los inmigrantes que salen de la costa libia, y elogió la política de cooperación con los países de origen, una de las apuestas de Roma y Berlín para frenar los flujos irregulares.

Como prioridades de la política migratoria europea, abogaron por luchar contra las causas que motivan las migraciones, combatir a las mafias que trafican con personas y proteger las fronteras exteriores de la UE.

Gentiloni se mostró “muy orgulloso” del trabajo realizado por su país para luchar contra los traficantes, lo que, aseguró, ha reducido el número de llegadas y las muertes en el Mediterráneo.

Confió además en que avancen las negociaciones para un sistema común de asilo basado en la solidaridad de los países miembros y criticó a los países que aspiran a elegir a la carta y desentenderse.

Aunque no los citó de forma expresa, criticó así la actitud de países como Polonia, que rechaza recibir refugiados en el marco del reparto de cuotas entre los socios europeos y cuyo primer ministro, Mateusz Morawiecki, llegó a la sede de la Cancillería poco después.

En la rueda de prensa que Merkel ofreció a continuación con Morawiecki, la canciller dejó claro que existen “acentos diferentes” en cuanto a la política de refugiados con Varsovia.

No obstante, en público prefirió hacer hincapié en las coincidencias, como la apuesta de ambos países por frenar la inmigración en los países de origen, con ayuda al desarrollo, y por mejorar la protección de las fronteras exteriores de la UE.

Etiquetas

Háblame24

Periódico digital venezolano en Madrid.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
A %d blogueros les gusta esto: