Inmigración

Autosabotaje: cuando el enemigo ha emigrado contigo

Madrid, 25 mar.- ¿Has pensado que tal vez has migrado trayendo a tu peor enemigo de compañero de viaje?, aquel enemigo que mejor te conoce y que está contigo noche y día, hablándote, susurrándote que no puedes hacer nada, que ya lo has hecho todo o que no hay nada que hacer.

Has hecho cientos o miles de kilómetros para llegar a donde estás, has luchado con el shock cultural, el desarraigo, la falta de dinero, los problemas de comunicación… que son enemigos con los que contabas. Y ahora estás en el país al que decidiste migrar, sobreviviendo y sintiendo que has fracasado, que no vas a conseguir los planes que te propusiste, que la vida en este país nunca va a ser maravillosa, que tus amigos del nuevo país no son realmente tus amigos, que tu familia y amigos que dejaste atrás siguen viviendo sin echarte de menos, sin tenerte en cuenta…

La mayoría de las veces puedes ser tú mismo tu peor enemigo, esa voz interior que quiere protegerte de fracasos, humillaciones, burlas y descalabros (que todavía no han sucedido) postergando las decisiones, dejando las cosas a medias, buscando excusas para justificar la falta de acción. Esa voz que aparece para controlar tus actos interfiriendo en tus proyectos. ¿Cuántas veces has planeado una y otra vez lo mismo, al detalle, para darte cuenta después de que no has hecho nada?. ¿Cuántas veces tenías algo importante que hacer y el día anterior trasnochaste o no te sonó el despertador el día D?. ¿Cuántas veces has decidido que vas a apuntarte a un curso que te ayudará a mejorar profesionalmente, pero siempre has encontrado otros gastos más urgentes que requerían inmediatez?. ¿Cuántas veces priorizas los planes de los demás sin dejar tiempo para los tuyos?. ¿Cuántas veces tu miedo al fracaso o a equivocarte te ha paralizado para dar pasos necesarios para mejorar tu estancia internacional?

Ese enemigo tiene nombre, se llama autosabotaje y normalmente suele aparecer en momentos cruciales de cambios y toma de decisiones importantes. Aparece por el miedo que tienes a los futuros cambios, en situaciones o momentos que conllevan una gran responsabilidad o cuando tienes que tomar una decisión importante que implicará un cambio en tu vida.

Pero la buena noticia es que todo esto lo puedes cambiar, requiere trabajo duro y lucha interna, pero se puede alejar a ese enemigo. Puedes convertirte en tu mejor amiga o amigo, convertir esa voz que te impide hacer cosas arriesgadas en una voz que te motive, que te ayude a mejorar cada uno de los días en este nuevo país al que quieres llamar hogar. Porque como dicen: “Llamamos hogar a aquel lugar en el que nos sentimos felices”.

Te recomendamos leer también: Relaciones a distancia: “Camarón que se duerme…”

Y es que la única opción posible es mirar hacia delante, mirar con ojos nuevos y haciendo cosas realmente diferentes. Porque ya sabes a dónde te ha conducido hasta ahora el autosabotaje, es hora de darle vacaciones y poner a trabajar tu mente para conseguir los objetivos, para que estar a tantos kilómetros de los tuyos no sólo mejore tu vida, sino también la de los que dejaste atrás.

Es un camino largo y a veces duro, pero realmente merece la pena. La vida es como un videojuego, si lo que estás haciendo hasta ahora no te está dejando pasar de pantalla, cambia de estrategia, atrévete, pide ayuda… lo que sea, pero haz cosas diferentes para que te pasen cosas diferentes. Para que puedas empezar a vivir esa vida que piensan que estás llevando los que se quedaron en tu lugar de origen, llena de aventuras maravillosas, sin miedos, ni frustraciones y llena de momentos envidiables.

El primer paso para pasar esta pantalla e ir a una más avanzada es aceptar que tienes miedos y mirarlos a la cara; si no tienes ganas, si te sientes apática, sin ilusión, deja de esperar a que algo externo te motive, trabaja en tu propia motivación y celebra los objetivos según los vayas consiguiendo; es importante también cuidar de tu autoestima, sigues siendo esa persona luchadora, que dejó atrás una vida para sumergirse en otra diferente, quiérete; date cuenta de lo que has conseguido hasta ahora, echa un vistazo y mira a dónde te han llevado hasta ahora tus pasos, y visualiza hacia dónde te pueden llevar, eres muy capaz de ello.

Y sobre todo, no te desanimes, no tires la toalla. Rendirse no es una opción. Tienes la oportunidad de vivir la vida que soñaste en el país que elegiste, ten paciencia, y si sientes que no tienes las herramientas adecuadas acude a un profesional, hará que sea más rápido y duradero, pero el trabajo debes hacerlo tú, ya que eres el especialista en tu vida, eres la persona que sabe lo que quieres y quien va a disfrutar de una estancia internacional maravillosa.


Raquel A. Mañana
Executive& Life Coach ACC (ICF)
Facilitadora de Fortalecimiento Personal
Especialista Universitaria de Coaching Profesional por UEMC
Más de 5 años ayudando a expatriados y emigrantes

Únete a nuestro canal de Telegram y recibe información como estaPincha aquí 

Háblame24

Periódico digital venezolano en Madrid.
Botón volver arriba