OpiniónZona Blog

Análisis de la gira de Juan Guaidó (I PARTE)

Siempre que un hombre ha querido hacer del Estado su cielo, lo ha convertido en el infierno de otros hombres. “La conquista del aire” (1998), Belén Gopegui

Luego de la gran polémica que representó pisar suelo venezolano, finalmente la gira de Guaidó por el mundo ha finalizado y corresponde, como siempre, realizar un balance acerca de cuáles fueron los eventos más resaltantes y qué se puede esperar de ello. No se trata ni con quién habló y quién se negó a recibirlo, sino las posibles consecuencias y cómo cambia esto el escenario político venezolano.

No fue una gira corta ni exenta de opiniones encontradas, sin embargo, habrá que esperar para saber si realmente tendrá los efectos esperados.

Lo que si tenemos que entender es que una cosa es un asunto de Estado con impacto multinacional y otra muy distinta un asunto de Estado humanitario, y esto lo digo porque cuando se trata de la política exterior los giros que se dan, en ocasiones, no tienen que ver con los micro escenarios, sino con algo mucho mas allá.

Comienza el viaje…

Guaidó va a Colombia

Desafiando toda medida de seguridad y al propio gobierno de Maduro, Juan Guaidó llegó a Colombia a reunirse con el presidente Iván Duque, eso sí, existía una agenda internacional que habrá servido de respaldo para este encuentro y que resulta mucho más delicado si se toma con la seriedad con la cual algunos países lo han ido tratando.

Y es que en Colombia se estaba celebrando la Cumbre Hemisférica contra el Terrorismo, conferencia internacional que contó con la participación de Argentina, Bolivia, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, Ecuador, Estados Unidos, El Salvador, Guatemala, Haití, Honduras, República Dominicana, Panamá, Paraguay, Perú y Santa Lucía, y como observadores: Israel, México, Uruguay, Venezuela, el Comité contra el Terrorismo de las Naciones Unidas, el Comité Interamericano contra el Terrorismo de la OEA, INTERPOL y AMERIPOL. El documento final puede ser ubicado en la página de la Cancillería del gobierno colombiano y no deja de llamar la atención que, además de reconocer la existencia del Terrorismo Transnacional, la reunión se enmarcó en resaltar el peligro que representa el Ejército de Liberación Nacional (ELN) y la presencia de redes de Hezbolá en la región.

Complementando lo anterior, Guaidó no solo participó como observador en esta cumbre, sino que se reunió con Mike Pompeo, Secretario de Estado de los Estados Unidos. De hecho, numerosas agencias noticiosas han dado mayor cobertura a esta reunión que a la llevada a cabo entre este primero y el presidente colombiano.

Esto no llevaría mayor trascendencia si no fuese porque Estados Unidos y Venezuela firmaron una renovación de licencia operativa de Chevrón, y esto ha quedado avalado en un documento emitido por el Departamento del Tesoro Norteamericano en 2019 que justificaba la medida de “no sancionar” a Chevrón como una forma de evitar el colapso geopolítico, ya que en la actualidad el 70% de la industria venezolana se encuentra manejada por Rusia.

Otro evento, y que tiene que ver con el tema del terrorismo, es precisamente el asesinato del general iraní Soleimani como estrategia de la lucha contra el terrorismo, base de la geopolítica internacional desde principios del siglo XXI y que ya hemos tratado en un artículo anterior.

Esto demuestra claramente que no solo se trata de cooperar en el logro de la estabilidad de la región y que vuelva la estabilidad al país, sino que existe una clara intención de mantener una misma línea continental evitando así que se continúe gestando la expansión euroasiática, situación en la cual Venezuela sigue siendo una base estratégica.

Ahora, desde el punto de vista de Colombia la visita de Guaidó sirvió como una forma de alerta acerca de las reales pretensiones de Petro, ex líder de las Fuerzas Armadas Revolucionarias Colombianas, al cual llamó cómplice de la dictadura. Y es que esto viene desde principios de año, ya que este habría criticado la postura de Duque frente a Venezuela, además de haber amenazado con denunciar a Guaidó por intromisión en los asuntos internos del país y haberle injuriado diciendo que había sido financiado por la administración de Maduro.

La historia resulta interesante porque en sí podemos observar una clara colaboración desde todos los ángulos posibles tratando de crear muros de contención y defensa unos con otros ya sea a nivel de opinión pública, a nivel de pretensiones hegemónicas o de geopolítica pura. Lo que sí faltó fue de pronto un acercamiento a la población venezolana. Si bien se habló del nombramiento de Tomás Guanipa como embajador y tocar la crisis migratoria esto no responde a ¿Qué está pasando arriba que no ha llegado a las bases?. Quizás es que el caso Colombia es mucho mejor manejarlo como un asunto de Estado.

Guaidó cruza el Atlántico

Guaidó y Reino Unido. “They’re changing guards at Buckingham Palace”

La visita de Guaidó al Reino Unido tampoco estuvo exenta de polémica ya que fue recibido por la diáspora venezolana pero también por un grupo de personas miembros de “Hands Off Venezuela” una ONG bastante variopinta donde, desde mi opinión, estamos ante ese famoso fenómeno del clicktivismo. Y es aquí donde me gustaría detenerme un momento porque este escenario se dibuja interesante.

Guaidó es recibido por la figura de Vanessa Neuman, quien ejerce todas las actividades propias de una embajadora y con una trayectoria diplomática de años, pero sin sede. De hecho, un artículo publicado en el Financial Times en 2019 la describía como: “Venezuela’s opposition ambassador stuck in London limbo (La embajadora de la oposición venezolana en un limbo en Londres) Sin embargo, Neumann es una pieza clave no solo para Venezuela, sino también para el propio Reino Unido, ya que uno de sus aportes más importantes es que es autora de Blood Profits haciendo referencia también al tema del terrorismo.

Su preparación y su habilidad como diplomática y política es innegable y quizás maneja información que tanto para el Departamento de Estado Británico como para el Departamento de Estado de los Estados Unidos es fundamental, contando con una trayectoria en ONU Mujeres, en UNICEF y fundó Assymetrical Consulting una consultoría para temas antiterroristas, pero en la actualidad no existen datos del mismo. Finalmente, otra gran fortaleza de Neumann es que estuvo casada con Sir William Cash, político británico del partido conservador y miembro del Parlamento del Condado de Stone.

Es decir, que aquí se presentó una reunión de altísimo nivel, pero que entendiendo el perfil de los personajes guarda estrecha correlación con la cumbre que hubo en Colombia y la reunión con Pompeo.

Por el otro lado, el fenómeno del clictivismo. Una definición relativamente nueva, pero que en pocas palabras quiere decir activismo cuya principal herramienta es la acumulación de apoyos (mediante clics) en páginas webs y redes sociales. Hands Off Venezuela, además de amar las protestas – en realidad fueron unas 24 personas – les encanta vivir del clic y el Twitter. Pero resulta irónico que quienes estaban exponiendo sus temas son venezolanos radicados en Londres y haciendo vida en Londres desde hace casi 20 años, pero que han tenido la oportunidad de trabajar como corresponsales de Venezolana de Televisión (VTV) y Telesur. Razón por la cual esto parece más una estrategia de micrófono conveniente que un problema real, ya que difícilmente pueden opinar del tema venezolano si no vivo en Venezuela.

Al final, Guaidó se reunió con el Ministro de Relaciones Exteriores y tuvo un encuentro con la diáspora venezolana en Inglaterra a quienes pidió paciencia y no decaer. De acuerdo al último informe, Reino Unido mostró un total apoyo a la transición y que continuarían luchando por la libertad de Venezuela.

Sin embargo, creo que detrás de todo esto a la administración británica también le ha venido como anillo al dedo este encuentro, especialmente cuando a los 10 días se daba la salida definitiva de los acuerdos de la Unión Europea y con esto una total libertad de acción y liberalización de acciones y estrategias internacionales a voluntad y sin tener que rendir cuentas al Tribunal Europeo. Indico esto, no por generar ninguna alarma, sino que Reino Unido ha sido víctima constante desde el año 2005 de ataques terroristas reiterados, la mayoría de ellos islamistas y han buscado recrudecer las medidas migratorias y las acciones de política exterior para evitar que esas células islamistas sigan creciendo.

Es así como, mientras algunos creen que las potencias del mundo ven al país como la leyenda de El Dorado materializada y que quieren nuestro petróleo, nuestro oro, nuestro uranio y cualquier riqueza mineral que exista. Para otros, el tema es mucho más complicado y tiene que ver con el cumplimiento de esa promesa que se hizo a principios del siglo XXI “La Lucha es contra el Terrorismo Sí o Sí”.

Se cierran estos primeros dos días, pero queda entonces una pregunta en el aire. ¿Cuáles son las acciones reales que se han de generar para los venezolanos en el exterior? ¿Cuál es la nueva agenda? De hecho, en el comunicado oficial el primer punto de la agenda lo refiere al indicar que “Se compartió información privilegiada acerca de los vínculos del círculo de Maduro con el terrorismo, narcotráfico y crimen organizado”. Por lo tanto, los primeros objetivos fueron cumplidos.

En cuanto a mí visión, nada de esto me sorprende y considero que ha sido una labor de “lobby de investigación” interesante, una forma de recopilar datos que de alguna manera sirvan para saber hasta qué punto la región está amenazada por células terroristas y una forma muy directa de avalar que no importa lo que se pretenda, las acciones no son en pro de la gente sino en contra del crimen. Que no tiene nada de condenable, pero que al final entendamos que el asunto de Estado siempre irá más allá que el asunto de la persona.

Es probable que no estemos obligados a amar la música de Beethoven ni a odiar la Coca-Cola, pero cabe la posibilidad, al menos, de que estemos obligados a desconfiar del Estado.

Continuará…

Etiquetas

Corina Cortes

Abogada. Magister en Derecho Internacional con estudios en Relaciones Internacionales y Derechos Humanos. Analista para radio y televisión. Creadora de Agenda Mundo 2.0. Contacto: cortesinternacionalista@gmail.com

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar